Archivo de Público
Viernes, 13 de Junio de 2008

Quintana y Mas ofrecen colaboración al Gobierno y le recuerdan que carece de mayoría absoluta

EFE ·13/06/2008 - 13:57h

EFE - El secretario general de CiU, Artur Mas (i) y el portavoz del Bloque Nacionalista Galego (BNG), Anxo Quintana, momentos antes de la rueda de prensa que ofrecieron esta mañana en Santiago de Compostela.

El portavoz nacional del BNG, Anxo Quintana, y el secretario general de Convergencia Democrática de Catalunya, Artur Mas, emplazaron al PSOE a admitir que carece de mayoría absoluta, ya que ahora vive "una ensoñación", y se ofrecieron a colaborar en la actual coyuntura de desaceleración económica.

Ambos dirigentes nacionalistas mantuvieron hoy una reunión en Santiago para estudiar la relación que mantienen sus partidos, de los que destacaron que han sido capaces de mantener posiciones en las pasadas elecciones generales, y para analizar la situación política.

Anxo Quintana expresó su "perplejidad" por que el PSOE "no sea capaz de leer en su auténtica dimensión" el resultado de los pasados comicios generales ya que, pese a que las ganó, dijo, no cuenta con mayoría absoluta, e insistió en que un partido que gobierna debería aspirar a obtenerla para tener estabilidad.

"Creemos que el PSOE se está equivocando en su estrategia", al sumir "como propia" una política que corresponde al PP de "demonizar el diálogo con fuerzas como los nacionalistas, indicó Quintana.

Además, reiteró su deseo de colaboración y dijo esperar que el PSOE "sea capaz de rectificar" porque resulta imprescindible la estabilidad ante la situación "de crisis" económica que preocupa a la ciudadanía, dijo.

"En este momento, lo único que no se puede hacer es no gobernar", dijo Quintana, que emplazó al PSOE a que "dé la cara" y afronte la situación con "valentía", para lo que dijo que puede contar "sin ninguna duda" con las fuerzas políticas nacionalistas incluidas en Galeuscat pero, para ello, "tiene que dar el paso".

El líder del Bloque también reclamó "coherencia" al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, puesto que suele poner como condición de avanzar en el autogobierno que exista el consenso y apoyo parlamentario amplio.

A este respecto, recordó que todas las reclamaciones de Galicia cumplen estos requisitos, especialmente la transferencia de tráfico, para la que hay un acuerdo del Parlamento gallego, y para el que Mas ya ofreció el apoyo CiU.

Por su parte, Artur Mas insistió en que en los próximos meses "se va a hablar mucho de economía", y lamentó que el Gobierno socialista haya sido "incapaz de tocar con los pies en el suelo", puesto que hasta ahora ha negado las dificultades económicas y ahora "se está dando de bruces" con la realidad, puesto que a coyuntura "no es sólo un resfriado, sino que hay síntoma de fiebre".

Por ello, indicó que tanto BNG como CiU "tenemos ideas y propuestas en el terreno económico" e insistió en que el presidente y el vicepresidente económico "no pueden estar instalados en la ficción de que no pasa nada".

Para hacer frente a la situación, señaló, el Gobierno "sabe que hay una serie de fuerzas políticas pueden no sólo darle apoyo sino introducir iniciativas e ideas".

Igualmente, Mas expresó la preocupación de los nacionalistas catalanes porque el Gobierno socialista, dijo, al igual que había hecho el PP, pretende reforzar el Estado central en detrimento de las autonomías, lo que supone una "marcha atrás".

A preguntas de los periodistas, además, Artur Mas dijo ser consciente de que el PSOE "nos corteja y somos objeto de un "flirteo", del que deben mantener "una cierta distancia", puesto que sería difícil pactar con esta fuerza en el Estado y luego hacer oposición al Gobierno de Cataluña. En todo caso, insistió en la posibilidad de acuerdos puntuales en asuntos de Estado.

Mientras, Quintana reiteró que ante la investidura del presidente el BNG ya expresó su voluntad de llegar a acuerdos y ahora "la pelota está en el tejado del PSOE".