Archivo de Público
Viernes, 13 de Junio de 2008

Barroso: "El Tratado de Lisboa no está muerto"

El presidente de la Comisión Europea reconoce desde Bruselas que el Tratado de Lisboa no ha solucionado los problemas que se le presuponían.

D.P. ·13/06/2008 - 17:31h

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha comparecido desde Bruselas para valorar los resultados del referéndum irlandés sobre el Tratado de Lisboa. Allí ha querido dejar bien claro que "el Tratado no está muerto" y que ahora corresponde a los Estados que lo ratificaron, "todos", ha insistido, buscar una solución a ese 'no' de Irlanda. Barroso, que en ningún momento ha perdido los nervios por este nuevo varapalo, ha mostrado su convencimiento de que Europa no se sumirá en una crisis institucional y ha instado a los 27 a decidir entre todos cómo se puede hacer para que Irlanda acepte el Tratado.

Por eso, anunció que el Consejo de Europa se reunirá la próxima semana para analizar "por qué el Tratado no ha solucionado los problemas que se suponía que iba a solucionar".  El Consejo, ha dicho, "escuchará el punto de vista del primer ministro irlandés", quien, según Barroso, ha asegurado que el 'no' no es una negación de Europa, sino del Tratado. En este punto, Barroso se ha referido a la fuerte campaña que han llevado a cabo los detractores del documento (Libertas y Sin Feinn), con eslóganes como " si no conoces el Tratado, vota no".

Barroso ha querido aclarar que la Comisión Europea no ha intentado dar a conocer más el Tratado de Lisboa entre la población irlandesa porque "fueron precisamente las autoridades irlandesas las que nos pidieron que estuviéramos al margen". "Ellos nos hicieron ver que se trataba de una decisión nacional, donde no debíamos entrar", reiteró.

Obligar a la minoría

Para el presidente de la Comisión, está claro que el que uno vote 'no', no es necesariamente un signo de que haya que parar el proceso. Por eso propone que haya una segunda votación. "Aquí hay 19 países, incluyendo a Irlanda, que se han expresado sobre el Tratado, y sólo ellos han dicho 'no', por lo que si el resto de países lo ve necesario, creo que Irlanda debería llevar a cabo una segunda votación". 

Para el presidente de la Comisión, que haya 18 países que lo hayan ratificado, significa que el 'no' irlandés "es importante, pero no definitivo".