Archivo de Público
Jueves, 1 de Noviembre de 2007

Zidane brilla en Egipto con proyectos solidarios pero no habla de fútbol

EFE ·01/11/2007 - 19:13h

EFE - El ex capitan de fútbol francés, Zinedine Zidane, pasa por el poster de un niño sin hogar y discapacitado, antes de comparecer en rueda de prensa en El Cairo hoy, 01 de noviembre de 2007. Zidane llegó a Egipto un día antes de comenzar tres días en los que participará en actos de caridad, y que forman parte de su campaña mundial para la ayuda de los niños con discapacidades y sin hogar. Un cordial viaje para todos los niños egipcios que finalizará en El Cairo el 2 de noviembre de 2007.

El ex futbolista Zinedine Zidane vino, vio y conquistó los corazones de los egipcios, aunque hoy no quiso ni oír hablar de fútbol para explayarse en la que es su prioridad actual: los proyectos de ayuda a los niños más necesitados.

"Cuando era futbolista me resultaba difícil ayudar a la gente por el trabajo y los entrenamientos, pero ahora que tengo tiempo es lo que me apetece hacer", dijo el ex jugador del Real Madrid en una multitudinaria rueda de prensa en El Cairo.

De hecho, "Zizou" descartó "de momento" dedicarse a entrenar, porque está contento con su ocupación actual, que consiste en ayudar a los demás.

Prueba de ello es que la agenda de Zidane en la capital egipcia ha tenido como principal protagonista a los más pequeños: mientras que ayer inauguró un albergue para niños discapacitados que viven en la calle, mañana jugará un partido con los chavales de un club cairota para promocionar el deporte entre los menores.

Además, presentará la "Danone Nations Cup", un mundial de fútbol para niños, de entre 10 y 12 años, que se celebrará el próximo año en Egipto, que por primera vez contará con un equipo compitiendo.

El ex número 10 de la selección francesa explicó que su voluntad de tender una mano a los más pequeños, además de vocacional, nace del hecho de ser padre y sentirse afortunado por tener unos hijos completamente sanos.

"Creo que todo el mundo independientemente de si es una estrella o no debería ayudar a los otros", manifestó el francés de origen argelino.

Muy lejos quedó hoy el verano de 2001 cuando Zidane visitó el país de los faraones por primera vez con su equipo de entonces, el Real Madrid, para enfrentarse en un partido amistoso al club local, Ahly.

"Egipto no ha cambiado mucho desde 2001- constató el ex futbolista-. Aunque esta vez he tenido más tiempo para aprender más cosas (sobre el país) y de disfrutarlo con mis hijos".

Desde su retirada del fútbol tras el Mundial del 2006 en Alemania, el ex centrocampista, que es embajador itinerante de la ONU para reducir la pobreza en el mundo, se ha dedicado a tiempo completo a promocionar proyectos solidarios, aprovechando su enorme tirón mediático.

En ese sentido, Zidane, nombrado Mejor Jugador Mundial de la FIFA en 1998, 2000 y 2002 y Balón de Oro en 1998, ha visitado Egipto para promover el programa infantil y solidario de una conocida empresa alimentaria.