Archivo de Público
Viernes, 13 de Junio de 2008

Científicos de la Unesco debaten hoy la retirada de la catalogación para Las Tablas

Científicos de la Unesco debaten sobre la pertinencia de mantenerlas como Reserva de la Biosfera 

PÚBLICO.ES / EFE ·13/06/2008 - 10:35h

EFE - Vista parcial del parque nacional de Las Tablas de Daimiel.

Las Tablas de Daimiel corren peligro por el cambio climático y por la burocracia. Aunque también este peligro sea consecuencia del calentamiento global. El Consejo Científico de la Unesco debatirá hoy en Madrid la posibilidad de retirar la catalogación de los humedales de La Mancha Húmeda como Reserva de la Biosfera, que incluye al Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel.

El Consejo Científico se reunirá en la sede del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, según indicaron hoy fuentes del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

En esta reunión se analizará el informe elaborado a raíz de que las principales ONG ambientales españolas pidieran al organismo de las Naciones Unidas la descatalogación de este espacio como Reserva de la Biosfera.

Las organizaciones conservacionistas basaban esta petición en el hecho de que Las Tablas de Daimiel han perdido en las últimas décadas la práctica totalidad de los elementos naturales que le proporcionaban su singularidad.

En este sentido, argumentaban que Las Tablas han dejado de ser el lugar de reposo o el destino de miles de aves migradoras, porque carece de los recursos que esa avifauna precisa.

Tesoros perdidos 

Además, aseguraban que este espacio natural ha perdido en gran parte los tesoros ornitológicos que albergaba y que su vegetación más característica se ha ido extinguiendo junto con la desaparición de las poblaciones de otros grupos vertebrados, como peces, anfibios y reptiles.

La razón de este problema, aseguraron, se encontraría en el crecimiento insostenible e incontrolado en los últimos veinte años de la agricultura de regadío dentro del acuífero de La Mancha Occidental, y a las extracciones ilegales, que ya representan casi el 60% del agua utilizada anualmente en la zona.

Las organizaciones conservacionistas advertían de la existencia de más de 23.000 pozos ilegales

Las organizaciones conservacionistas advertían de la existencia de más de 23.000 pozos ilegales, de los cuales 7.500 extraen agua en la actualidad, aun cuando en 1994 los acuíferos de la Cuenca Alta del Guadiana, que alimentan directamente a estos humedales, fueron ya declarados oficialmente sobreexplotados.

La oposición 

El anuncio de la posible descatalogación ha provocado en la última semana reacciones contrarias, como la del Gobierno de Castilla-La Mancha, que consideró que se está en el momento "menos aconsejable".

Científicos del CSIC también han manifestado su postura en contra y han advertido de que "no parece ni lógico ni racional" pedir la descatalogación.

Asimismo, el alcalde de Daimiel (Ciudad Real), José Díaz del Campo, se mostró en contra de esta petición y aseguró que la solución es que el Plan Especial del Alto Guadiana (PEAG) se aplique urgentemente.