Archivo de Público
Viernes, 13 de Junio de 2008

Los Celtics acarician el título de la NBA al vencer a los Lakers

Se coloca 3-1 por delante en el global de la eliminatoria. El equipo de Gasol dilapidó una gran ventaja, que llegó a ser de 24 puntos en el segundo cuarto.

EFE ·13/06/2008 - 06:01h

EFE - El jugador español Pau Gasol de los Lakers de Los Ángeles reacciona durante el partido de la NBA que se disputa ante los Celtics de Boston, en Los Ángeles, California (EE.UU.).

Los Celtics de Boston remontaron 24 puntos de diferencia en el segundo cuarto para vencer en el cuarto partido de la Final por 91-97 a los Lakers de Los Ángeles y rozar el título de campeones de la NBA.

Paul Pierce y Ray Allen, con 20 y 19 puntos, respectivamente, destacaron en la faceta anotadora para los visitantes, mientras que Lamar Odom, con 19 tantos, fue el máximo artillero local. Pau Gasol sumó 17 puntos y 10 rebotes.

Odom, que empleó 32 minutos para lograr sus primeros puntos en el tercer partido, inauguró el marcador y lideró un inicio arrollador para los Lakers (26-7), con jugadas que evocaban el "showtime" de la década de 1980.

Doc Rivers, el técnico de los Celtics, tuvo que sentar de forma prematura a su estrella Kevin Garnett, que cometió dos faltas personales en apenas seis minutos. Boston, desconocido, registró un 20 por ciento en los tiros (3/16) a falta de 2:51 para la conclusión del primer periodo.

Un 35-14 parecía poner manos de los Lakers el partido 

Kobe Bryant, al fin, contaba con su escudero de lujo, negado hasta el día de hoy durante las Finales. Odom dio un paso adelante cuando más lo necesitaba su equipo y lo mismo hicieron algunos secundarios, como Trevor Ariza. Gasol, desde la personal, dejó un demoledor 35-14 en el marcador.

El saltarín Ariza, lesionado durante gran parte de la temporada, se sumó a la lista de revulsivos que aparecieron hoy de entre las filas californianas. Su defensa sobre Ray Allen fue excelsa, igual que la de Gasol sobre Garnett, que no vio aro hasta entrado el segundo cuarto.

Luke Walton y Sasha Vujacic, desde el perímetro, aumentaron la brecha a 24 de diferencia (45-21). Los Celtics, en su peor versión de toda la serie, eran un juguete roto en manos del equipo de Phil Jackson, pero cuando peor lo estaban pasando un tremendo parcial de 0-12 a su favor mitigó el vendaval (45-33).

En realidad la noticia era que los angelinos acabaron la primera mitad por delante, y de forma holgada (58-40), sin apenas contar con su líder. Bryant se marchó tranquilo al vestuario con tres puntos en su haber, en una serie de 0/4 en el tiro, pero con seis asistencias y cuatro robos de balón.

Comenzó la segunda parte con un nuevo acelerón de los Celtics, que volvieron a reducir a 12 el déficit (60-48). Los angelinos llegaron algo atolondrados del parón pero no les costó demasiado volver a tomarle el pulso al duelo. Ocho puntos consecutivos y varias imprecisiones de los de Rivers lo propiciaron.

Y así transcurrió buena parte del tercer cuarto, entre tirones de los visitantes y reacciones de los de púrpura y oro, con los intermitentes destellos del 'Big Three' y con Bryant cediendo el timón a sus compañeros.

Pero Boston no había dicho su última palabra y nadie podía esperar el final que iba a acontecer.

Allen y Pierce resucitaron en ataque

Allen y Paul Pierce se encargaron de desactivar la defensa local y, escoltados por secundarios como Eddie House y P.J. Brown, dejaron a los verdes a sólo dos (73-71) a falta de un cuarto por jugar tras un impresionante parcial de 3-21.

Está claro que 48 minutos son demasiados para cantar victoria antes de tiempo. Los Lakers habían pagado cara su relajación y decidieron encomendarse a su MVP, que llegó al último acto con siete tantos en su registro anotador.

Leon Powe, el héroe del segundo partido, empató el duelo a 73. Era la hora de Bryant. Lo sabía todo el Staples Center. Y apareció, aunque con cuentagotas. Dio aire a los Lakers (81-77), pero poco después los Celtics, con una suspensión de House, lograron su primera ventaja en el encuentro (83-84).

Allen, con una canasta imposible, y Garnett la aumentaron (83-88). Jackson y sus jugadores veían de cerca el precipicio. Los cinco puntos de separación seguían vigentes a falta de 46,8 segundos. Gasol encestó tras asistencia pero Allen le rompió la cintura a Vujacic y anotó sin oposición.

La acción de Allen suponía el fin para los Lakers y dejaba a los Celtics a un solo paso de ser campeones de la NBA.

Pau Gasol: "Nos hemos confiado y nos ha costado carísimo"

El ala-pívot de los Lakers admitió que a su equipo le costó "carísimo" haberse confiado tras ir ganando por 24 puntos (45-21 en el segundo cuarto) un partido que finalmente acabaron cediendo por 91-97 y que deja a los Celtics de Boston a un paso del título.

"Quizás sí nos confiamos, nos ha pasado varias veces que cuando estamos tan arriba nos relajamos y vemos el partido ganado cuando quedan muchísimos minutos por delante", reconoció el español a los medios. "Hoy ha pasado otra vez y nos ha costado carísimo", dijo.

"Nos deja en una posición muy difícil para remontar aunque la Final no está perdida, hay que sobreponerse". La remontada de los Celtics, toda una proeza, sirve para dejar un 1-3 en el registro global, un resultado al que ningún equipo logró sobreponerse en la historia de las Finales.

"Es una derrota dura; íbamos con más de veinte de diferencia, buenas perspectivas y pudiendo haber igualado la serie (pero) ahora nos encontramos con tres en contra", agregó el catalán.

"Creo que ha sido cuestión de mentalidad, no hemos seguido haciendo las mismas cosas que en la primera parte, cuando movíamos el balón y estábamos siendo efectivos", explicó Gasol. "Empezamos a sufrir errores, a cometer pérdidas de balón y hemos tirado demasiado de fuera en momentos puntuales". 

 

FICHA TÉCNICA

Los Ángeles Lakers 91 (35+23+15+18): Fisher (13), Bryant (17), Radmanovic (10), Odom (19), Gasol (17) -cinco inicial-, Ariza (6), Farmar (3), Walton (3), Vujacic (3) y Turiaf (-).

Boston Celtics 97 (14+26+31+26): Rondo (5), Allen (19), Pierce (20), Perkins (2), Garnett (16) -cinco inicial-, Cassell (-), Posey (18), Brown (3), House (11), Powe (3) y Tony Allen (-).

Árbitros: Javie, DeRosa y Washington. Sin expulsados. Técnica a Doc Rivers.