Archivo de Público
Jueves, 12 de Junio de 2008

El lehendakari advierte de que el progreso "no es poner bombas" contra el TAV

EFE ·12/06/2008 - 19:15h

EFE - El lehendakari, Juan José Ibarretxe, ha dicho hoy que el tren es "el futuro" y que "el progreso no es poner bombas" contra esta infraestructura ferroviaria de alta velocidad que se construye en Euskadi.

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, ha dicho hoy que el tren es "el futuro" y que "el progreso no es poner bombas" contra esta infraestructura ferroviaria de alta velocidad que se construye en Euskadi.

"Quien amenaza, quien pone bombas al tren, a las compañías y a las empresas que ayudan a realizarlo, además de cometer un acto cobarde e inhumano, está negando también el progreso al pueblo vasco", ha destacado el lehendakari en la inauguración de una exposición en el palacio Aramburu de Tolosa sobre el proyecto de la denominada "Y" ferroviaria vasca.

La consejera de Transportes, Nuria López de Guereñu, y el alcalde de Tolosa, Jokin Bildarratz, han intervenido también en el acto y, al igual que Ibarretxe, han sido abucheados por un centenar de personas que se habían concentrado en el exterior para protestar por la construcción del TAV.

El lehendakari ha afirmado que "no hay sistema de transporte más solidario y social que el tren" porque "iguala más que ninguno a unas personas con otras".

Ha añadido que el tren de alta velocidad va a "ubicar al pueblo vasco en Europa y el mundo" y es además una manera "de participar en el metro europeo", de "colocar la cultura y la lengua vascas en el corazón de ese sistema que se está construyendo entre todos".

El TAV es asimismo, según ha destacado, "desarrollo humano sostenible", que va a dar solución a la saturación que padecen las carreteras vascas.

"¿Cuál es el mundo que quieren dejar a nuestros hijos?. ¿Cómo se puede querer parar el tren en aras del progreso?. Hay que montarse en él", ha subrayado.

El alcalde de Tolosa ha indicado, por su parte, que quienes hace años reivindicaban el tren "como modelo de transporte colectivo ahora se oponen a él", lo que en su opinión sólo se entiende de personas que "están instaladas en el no".