Archivo de Público
Viernes, 13 de Junio de 2008

Expertos 'rescatan' el cementerio nuclear de Yucca Mountain

Miembros del Servicio Geológico de EEUU creen que el almacenamiento geológico profundo es más seguro que el depósito de residuos en las centrales, cerca de los ríos

MANUEL ANSEDE ·13/06/2008 - 02:00h

Interior del cementerio nuclear de Yucca Mountain. AP

En Estados Unidos, 60.000 toneladas de residuos nucleares de alta actividad se apilan en las piscinas y almacenes temporales de 72 reactores desperdigados por todo el país. La industria nuclear y el Departamento de Energía de EEUU apostaron en la década de 1980 por la construcción de un almacenamiento geológico profundo en Yucca Mountain, en el desierto de Nevada, para depositar estos residuos durante miles de años. Sin embargo, el proyecto está paralizado en medio de un complejo laberinto burocrático.

Dos científicos del Servicio Geológico de EEUU, Isaac J. Winograd y Eugene H. Roseboom, piden hoy en un artículo publicado en la revista Science que se proceda sin dilación a la apertura de una planta piloto de almacenamiento de residuos en Yucca Mountain. Los investigadores, que estudian la viabilidad de este cementerio nuclear desde hace 25 años, admiten su incapacidad para predecir con absoluta precisión cómo se comportará el depósito subterráneo a lo largo de decenas de miles de años, pero señalan el riesgo de mantener el combustible nuclear utilizado en decenas de almacenes superficiales, muchos de ellos situados en las inmediaciones de áreas metropolitanas y todos cerca de ríos, lagos o zonas costeras.

Según el Consejo Nacional de Investigación de EEUU, en caso de accidente, sabotaje o pérdida de control institucional de los actuales depósitos en superficie, podrían aparecer peligros medioambientales mayores que cualquier riesgo que pueda surgir de su almacenamiento en Yucca Mountain.

Un almacén reversible

En opinión de Winograd y Roseboom, el rechazo social al confinamiento de la basura nuclear en Yucca Mountain se fundamenta, en parte, en la creencia de que el almacenamiento geológico profundo es irreversible. A juicio de los críticos, un cementerio subterráneo impediría la recuperación de los residuos si se detectara un defecto del aislamiento geológico o si se deseara reprocesar el combustible o almacenarlo en otro lugar fruto de un avance tecnológico.

Sin embargo, en opinión de estos científicos, esta percepción ignora uno de los mayores atributos de Yucca Mountain. El depósito se construiría en un punto situado 300 metros por encima de la capa freática, el nivel donde se sitúan los acuíferos subterráneos, en un contexto geológico absolutamente consolidado. "Este marco físico permite la recuperación y la vigilancia de los residuos de alta actividad", aseguran.

Noticias Relacionadas