Archivo de Público
Jueves, 12 de Junio de 2008

Valverde mantiene el liderato en vísperas de Morzine y Dessel ganó la etapa

EFE ·12/06/2008 - 16:53h

EFE - El español Alejandro Valverde conservó el maillot amarillo de líder del criterium Dauphiné Liberé al término de la cuarta etapa, de 193 kilómetros entre Vienne y Annemasse (Francia), en la que se impuso en solitario el francés Ciryl Dessel con un tiempo de 4h37:17.

El español Alejandro Valverde, del Caisse d'Epargne, conserva el maillot amarillo de líder del Criterium Dauphiné Liberé tras la cuarta etapa, de 193 kilómetros, entre Vienne y Annemasse, que ganó en solitario el francés Ciryl Dessel con un tiempo de 4 horas, 37 minutos y 17 segundos.

En vísperas de la primera gran jornada montañosa de los Alpes, con final en Morzine, Valverde, que llegó en el grupo de los favoritos a 2:10 del ganador de la etapa, mantiene el primer puesto de la clasificación general con 23 segundos de ventaja sobre el estadounidense Levi Leipheimer (Astana) y 37 respecto al australiano Cadel Evans.

La cuarta etapa puso hoy a los corredores en contacto con los Alpes con un puerto de primera, el Mont Saleve, a 17 kilómetros de la meta, pero dejó las cosas como estaban debido al respeto entre los primeros de la general, que no quisieron arriesgar al ser el primer envite serio con la alta montaña, circunstancia que benefició a Valverde.

El comienzo de la etapa fue bastante movido, especialmente a partir del kilómetro 5, donde los intentos de escapada fueron continuos, pero el pelotón controló todos los conatos hasta que, cumplida hora y media de carrera, se formó una avanzadilla con 16 corredores, entre ellos Sergio Paulinho (Astana), Oscar Pereiro (Caisse d'Epargne), Juan José Oroz (Euskaltel), Juan Manuel Gárate (Quick Step) y David De La Fuente (Saunier Duval).

Al coronar el alto de Princes, de tercera, en el km. 27, la ventaja de los fugados era de cuatro minutos sobre un pelotón controlado por el Caisse d'Epargne de Valverde.

Pierre Roland se quedó solo en las rampas de ascenso al Saleve, luego le alcanzó y le rebasó Ciryl Dessel. En el pelotón imperaba la ley del más fuerte. Valverde ordenó un ritmo sostenido a sus compañeros de equipo y ninguno de sus rivales quiso aventuras.

El equipo de Valverde maniobró a la perfección en la parte final de la etapa, pues entre los escapados estaba su compañero Oscar Pereiro, vencedor del Tour'06, que hizo todo lo posible para que la fuga no pasara de los tres minutos para dar tranquilidad a Valverde, que viajaba cómodamente en el pelotón principal con sus enemigos Leipheimer y Evenas.

En tramo final, Dessel se lanzó en el descenso del último puerto y logró los metros suficientes de ventaja para hacerse con la victoria, mientras que el grupo de Valverde llegó a casi dos minutos y medio.