Archivo de Público
Jueves, 12 de Junio de 2008

Leguina dice que la Constitución debe unir a los partidos "por encima de todo"

EFE ·12/06/2008 - 12:22h

EFE - La presidenta del Gobierno regional, Esperanza Aguirre (i), es aplaudida por el acalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón (d-arriba) y el ex presidente de la Comunidad de Madrid, Joaquín Leguina.

El ex presidente de la Comunidad de Madrid Joaquín Leguina ha pedido hoy a los representantes políticos que, cuando estén enzarzados en sus debates, "recuerden" que la Constitución es lo que les "une por encima de todo" y que la deben "sostener".

"Cuando estén metidos hasta el cuello en una batalla dialéctica, deténganse y recuerden que este tiempo está marcado por una Constitución en la que, por primera vez en la historia de la España moderna, se encontraron y entendieron las grandes ideologías nacionales; un acuerdo básico en torno a la convivencia democrática que nos une por encima de todo y que todos debemos sostener", ha afirmado.

Leguina se ha dirigido así a los principales representantes políticos de la Comunidad de Madrid, reunidos hoy en la Asamblea para conmemorar el 25 aniversario de esta institución.

En su discurso, el que fuera primer presidente de la Comunidad madrileña (entre 1983 y 1995) ha criticado la decisión de Esperanza Aguirre de no aceptar la Medalla de Oro de la Asamblea hasta que no finalice su mandato y la ha comparado con la renuncia de Jean Paul Sartre al premio Nobel de Literatura en 1964 "en un acto de suprema soberbia".

Leguina ha recordado que, cuando en 1964 la Academia sueca acordó dar el Nobel a Sartre y éste lo rechazó, su coetáneo Raymon Aron "fustigó" aquella actitud en un artículo en el que aconsejaba respecto a los premios: "nunca solicitarlos, nunca rechazarlos y nunca exhibirlos".

En una intervención repleta de citas, metáforas y reflexiones personales, Leguina ha reconocido que la decisión de trasladar el Parlamento madrileño a Vallecas fue "decisión personal" suya y ha apuntado que tuvo "razones" y "buenos aliados" para instalarlo allí.

Ha confesado que las celebraciones le "inquietan" y que "no soporta" mirarse en fotos de color sepia en las que aparece con el "pelo más oscuro y la piel más tersa".

Ha asegurado que no mira hacia atrás "ni con ira, ni con nostalgia, ni con añoranza"; ha dicho que cree que siempre ha estado en política "con pasión y saltando obstáculos, como se debe estar"; y se ha mostrado convencido de todo político debe preguntarse a lo largo de su trayectoria "si ha ayudado a los demás o les ha perjudicado".