Archivo de Público
Jueves, 12 de Junio de 2008

Deco, entre el Chelsea de Scolari y el Inter de Mourinho

El Barça ha dejado las puertas abiertas al portugués y ahora deberá decantarse entre sus dos técnicos predilectos

EFE ·12/06/2008 - 16:24h

El centrocampista portugués Anderson Luis de Souza 'Deco', al que el Barcelona le comunicó que se buscase equipo para la próxima temporada, deberá elegir ahora entre el Inter de Milán de José Mourinho y el Chelsea de Luiz Felipe Scolari, dos pretendientes que cuentan con técnicos 'amigos'.

Al deseo de su "descubridor" de incorporarlo al proyecto que inicia en el club milanés, se une ahora la presencia de otro de sus mentores, Scolari, tras el anuncio de que el 30 de junio dejará la selección portuguesa para dirigir al club londinense.

Tanto el Inter como el Chelsea habían manifestado su interés por hacerse con el centrocampista, y parecía que la presencia de Mourinho al frente del equipo lombardo podría motivar su marcha a Italia, ya que con 'Mou' en el Oporto se adjudicó la Liga de Campeones de 2004, así como las liga portuguesas de esa temporada y la anterior y la Copa de la UEFA de 2003.

Durante su estancia en Neuchatel con la selección, en una conferencia de prensa, a Deco se le pidió su opinión por José Mourinho, y el habilidoso centrocampista brasileño respondió que era uno de los "mejores entrenadores del mundo" y con el que recordó que había ganado muchos títulos.

¿A quien quiere más Deco? 

Pero después de separar su carrera de la de Mourinho, tras el fichaje del técnico por Chelsea y del jugador por el Barcelona, Deco encontró otro en su camino a otro técnico que confió al máximo en él, el brasileño Scolari.

De hecho, el vínculo con Scolari se estrechó al máximo cuando en durante 2003 y 2004 le protegió a capa y espada ante los veteranos de la selección portuguesa, que cuestionaron la presencia del centrocampista en el equipo nacional por haber nacido en Brasil.

Entre la prensa lusa concentrada en Neuchatel se asegura que para Deco la elección entre una opción u otra es parecida a cuando a un niño se le pregunta: '¿A quien quieres más, a papá o mamá?', aunque en el caso del futbolista podría ser que el poder de convicción de la billetera del 'generoso' Roman Abramovich ayude a decantar la balanza en favor de 'papá Scolari'.

Precisamente el carácter paternalista de Scolari, severo pero a la vez proteccionista con sus futbolistas, se puso de manifiesto en la rueda de prensa posterior al partido ante los checos, cuando al ser preguntado por la diferencia de rendimiento de Deco en el Barcelona y la selección, el brasileño fue tajante: "No sólo Deco falló en el Barça este año. Funcionaron muchas más cosas mal", aseveró en defensa de 'su chico'.

Una mala temporada en el Barcelona motivó que el club catalán le pusiera el cartel de transferible y le comunicara que no cuenta con él para la próxima temporada, ante lo que el jugador reaccionó con la petición de la carta de libertad. Deco, de 30 años, brilló en la victoria del miércoles por 3-1 ante la República Checa, al marcar el primer gol, asistir a Cristiano Ronaldo en el segundo, e iniciar la jugada que supuso el tercero.

Esta actuación y el hecho de haberse convertido en objeto de deseo de dos grandes potencias del fútbol europeo hará subir el caché del futbolista para beneficio del Barcelona, que tendrá más argumentos para solicitar un mayor traspaso por un futbolista que no cuenta para el nuevo técnico barcelonista, Josep Guardiola.