Archivo de Público
Jueves, 12 de Junio de 2008

El BCE subraya que han aumentado los riesgos para la estabilidad de precios

EFE ·12/06/2008 - 10:12h

EFE - El presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet.

El Banco Central Europeo (BCE) subrayó hoy que han aumentado más los riesgos para la estabilidad de precios a medio plazo después de anunciar que considerará una subida de los tipos de interés en julio.

En el boletín de junio, que la entidad publicó hoy, el BCE dijo que "las tasas de inflación han subido significativamente desde otoño del pasado año, principalmente debido al fuerte incremento de los precios de la energía y de los alimentos".

El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, anunció la semana pasada un posible incremento de 25 puntos básicos de los tipos de interés rectores, actualmente en el 4 por ciento, que se confirma con las declaraciones de otros miembros del consejo de gobierno de la entidad estos días.

El miembro alemán del comité ejecutivo del BCE, Jürgen Stark, precisó que la entidad ha señalado que puede aumentar el precio del dinero en julio, pero dejó claro que no se trata de una serie de incrementos.

Al mismo tiempo, el gobernador del banco de Francia, Christian Noyer, aseguró que no ve una relación entre las palabras de Trichet y las expectativas de los mercados financieros de ulteriores aumentos a finales del año.

El precio del petróleo rozó los 140 dólares en Londres y Nueva York por la depreciación del dólar que se produjo tras las declaraciones de Trichet.

El barril de crudo Brent, de referencia en Europa, para entrega en julio cotizaba hoy en la apertura a 133,96 dólares en el Intercontinental Exchange Futures (ICE), 1,06 dólares menos que al cierre del miércoles.

La entidad monetaria europea también considera en el informe mensual que existen riesgos al alza para la estabilidad de precios a medio plazo "por el continuo crecimiento monetario y del crédito muy vigoroso" y la ausencia de restricciones importantes de la oferta de créditos bancarios hasta ahora.

Al mismo tiempo, el banco europeo señala que los "fundamentos económicos de la zona del euro son sanos", si bien permanecen los riesgos a la baja para el crecimiento por las turbulencias financieras, que podrían tener un impacto negativo en la economía real mayor de lo anticipado hasta ahora.

Con este fondo, el consejo de gobierno hace hincapié en que "mantener la estabilidad de precios a medio plazo es el principal objetivo del BCE de acuerdo con su mandato".

La entidad monetaria teme que el encarecimiento de la energía y de los alimentos vaya a generar efectos de segunda vuelta mediante reivindicaciones de aumentos salariales.

El BCE define la estabilidad de precios con una tasa de inflación cercana, pero siempre por debajo del 2 por ciento.

El Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) subió en mayo hasta el 3,6 por ciento, el nivel más alto desde hace 16 años, recordó el BCE, que también destacó que la inflación ha superado el 3 por ciento los últimos siete meses.

El BCE prevé que el IPCA anual se mantendrá por encima del 3 por ciento durante algún tiempo, "antes de moderarse sólo gradualmente en 2009".

"La zona del euro se encuentra actualmente en un periodo prolongado de elevadas tasas de inflación anual, que va a ser posiblemente más persistente de los anticipado previamente", auguró el banco europeo.

El BCE revisó notablemente al alza sus previsiones de inflación para 2008 y 2009, y a la baja las de crecimiento para el año que viene por el fuerte encarecimiento del petróleo y de los alimentos.

La entidad pronostica ahora una tasa de inflación para 2008 entre el 3,2 y el 3,6 por ciento, frente al 2,6 y el 3,2 por ciento previsto en marzo.