Archivo de Público
Miércoles, 11 de Junio de 2008

Valencia elige un líder que no será candidato

G. L. A. ·11/06/2008 - 19:28h

El PSOE valenciano, la segunda federación en número de militantes tras Andalucía, afronta su congreso con visos de transición al no haber emergido un liderazgo claro.

Gobernado ahora por una gestora, que asumió la dirección tras la forzada dimisión de Joan Ignasi Pla por un presunto caso de trato de favor de un constructor, el socialismo valenciano no ha logrado levantar cabeza desde que en 1995 perdió el gobierno autonómico.

Los resultados de las elecciones autonómicas y municipales de 2007 supusieron un nuevo retroceso y sólo la presencia de la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega al frente de la lista de Valencia permitió aguantar el tipo en las generales.

Hasta la fecha se han postulado tres candidatos: Joaquim Tximo Puig, portavoz en las Cortes valencianas, cuya trayectoria ha estado estrechamente vinculada a Joan Lerma; Jorge Alarte, alcalde de Alaquàs, y Francesc Romeu, director de la Escuela Jaime Vera.

Ninguno de los tres ilusiona ni ha logrado recabar el apoyo de Ferraz, por lo que no se descarta que en septiembre -el congreso será en la última semana- surja un tapado, que ya tiene nombre, pero que sólo dará el paso si se lo pide la dirección federal: Ángel Luna, portavoz adjunto en las Cortes y ex alcalde de Alicante.

Descartados por voluntad propia Leire Pajín y Jordi Sevilla, se da por sentado que el elegido habrá de ser un líder orgánico más que electoral. La opinión generalizada es que el candidato autonómico para 2011 saldrá del Gobierno -Leire Pajín o Bernat Soria- cuando toque.