Archivo de Público
Miércoles, 11 de Junio de 2008

Un policía herido grave y otros 26 heridos en un enfrentamiento con pescadores en Sevilla

Los trabajadores, de Cádiz y Huelva, se han concentrado ante el Parlamento de Andalucía. Ha habido siete detenidos. 

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·11/06/2008 - 18:18h

Un pescador cuelga una chaleco salvavidas en la verja de entrada al Parlamento de Andalucía en Sevilla, donde unos doscientos pescadores de las provincias de Huelva y de Cádiz se han concentrado con la intención de entregar un escrito a los portavoces de los Grupos Parlamentarios. EFE

Los enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y pescadores en Sevilla han provocado siete detenciones y 26 heridos, entre ellos un policía nacional que se encuentra grave al haberle estallado un petardo en la cara.

La batalla campal de hoy en Sevilla no ha sido el único momento de violencia que ha provocado daños personales durante esta huelga. Ayer, un trabajador miembro de un piquete murió en Granada, tras encaramarse a la ventanilla de una furgoneta a la que intentaba dar el alto. Esta madrugada, un camionero ha sufrido quemaduras de segundo grado después de que su camión se incendiara. 

La pelea se ha producido cuando la Policía Nacional ha abortado un intento de marcha a la estación del Ave de Santa Justa en Sevilla por parte de los trabajadores que, provenientes de las provincias de Huelva y de Cádiz, se han concentrado ante el Parlamento de Andalucía en Sevilla. La Policía ha obligado a los manifestantes a tomar los autobuses que les devolverán a sus ciudades de origen.

Los pescadores han mantenido un encuentro con parlamentarios andaluces a los que han entregado un escrito con sus reivindicaciones: un gasóleo profesional y que el precio no suba de los 40 céntimos de euro el litro, según dijo a Efe el portavoz de los pescadores, Agustín Rodríguez.

Contra el desabastecimiento

Ante el temor al desabastecimiento que siente parte de la población, el Gobierno anunció hace días que garantizaría los suministros de alimentos y combustibles. Hoy, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, advirtió de que el Gobierno empleará "máxima firmeza" contra quienes "perjudiquen la vida de los ciudadanos" por el paro de transportes que sigue parte del sector. Rubalcaba cifró en más de 25.000 los agentes de las Fuerzas de Seguridad destinados a este cometido, que, añadió, efectuarán detenciones e impondrán sanciones y multas. Una de las consecuencias de esta "mano dura" anunciada por el ministro ha sido la detención de 34 transportistas en Madrid por cortar la A-1, acusados de delitos como desordenes públicos, alteración del orden publico, resistencia y desobediencia a la autoridad o coacciones.