Archivo de Público
Miércoles, 11 de Junio de 2008

Ascó incumplió protocolos de seguridad y comunicación

El CSN remitirá su informe al Ejecutivo antes de agosto y el Gobierno no descarta la máxima sanción

MARÍA GARCÍA DE LA FUENTE ·11/06/2008 - 20:48h

CSN - Técnicos del CSN y del CIEMAT realizan mediciones para detactar y retirar posibles partículas radiactivas en Ascó.

La central nuclear de Ascó (Tarragona) no actuó adecuadamente y no siguió los procedimientos requeridos en los reglamentos durante el incidente de noviembre del año pasado. La presidenta del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), Carmen Martínez Ten, afirmó ayer en su comparecencia en el Congreso de los Diputados que en el suceso "se observan deficiencias de tipo técnico y administrativo". Así, la central incumplió protocolos en temas como la formación, la cultura de seguridad, la comunicación interna y la transparencia y la comunicación al Consejo.

Toda esta serie de fallos fue la que llevó al CSN a reclasificar el suceso de nivel 1 a 2 (sobre 7) en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES), ya que el titular incurrió en "un control inadecuado de material radiactivo y proporcionó información incompleta y deficiente al regulador", indicó Martínez Ten. Ante un suceso como el ocurrido en Ascó de detección de partículas radiactivas en el emplazamiento de la planta, los procedimientos están descritos paso a paso en los manuales, pero los responsables (entonces de la central, hoy ya destituidos) no los siguieron.

La presidenta del CSN especificó que la falta de comunicación interna se produjo entre los departamentos de protección radiológica y operación, y "se evidencia en la ausencia de ciertas anotaciones en registros oficiales y en la no inclusión en las discusiones de los comités de dirección y de seguridad nuclear de la central". Además, las deficiencias en la transparencia y comunicación con el CSN se produjeron al "no notificar incidentes que claramente lo requerían".

Por todas estas malas prácticas, el CSN ha decidido que la planta tarraconense sea objeto de "un seguimiento específico" por el Consejo. Por su parte, el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, señaló ayer en el Senado que el Gobierno no dudará en aplicar la sanción más dura al titular de la central si lo estima oportuno el resultado de la investigación que está llevando a cabo el CSN, informa Efe. Martínez Ten recordó que el nuevo cuadro sancionador que se aprobó en octubre "multiplica por diez la cuantía de las sanciones". La multa máxima por un incidente muy grave en España es de 30 millones de euros.

Sin incidencias

El vertido de agua y lodos contaminados a la piscina de combustible gastado, que provocó la contaminación del sistema de ventilación del edificio de combustible, no ha producido ningún daño a las personas ni al medio ambiente, aseguró la presidenta del CSN en una ponencia a puerta cerrada.

Tras el incidente ocurrido en noviembre del año pasado, 2.116 personas han pasado por la planta, y los técnicos decidieron realizar controles individuales para descartar incidencias. En ninguna de las personas sometidas a análisis, de los más de 2.600 controles previstos, se ha detectado indicio de contaminación. También se puso en marcha un programa de detección y retirada de partículas: se han recogido alrededor de 1.000, de las cuales sólo cinco estaban en el exterior de la central.

Lo que ocurrió 

Primera comunicación: el 4 de abril de este año, la central comunica al CSN que se han detectado partículas radiactivas en el sistema de ventilación del edificio del combustible.

El incidente: el suceso se produjo el 26 de noviembre de 2007 durante el final del período de recarga. Y tres días después, el sistema de ventilación normal arrancó y se produjo la salida al exterior del edificio de la contaminación existente.

Destituciones: el 16 de abril, tras conocerse la mala gestión del incidente, Endesa e Iberdrola, titulares de la central, deciden destituir al director, Rafael Gasca, y al jefe de protección de la central nuclear de Ascó, Francesc González Tardiu.