Jueves, 1 de Noviembre de 2007

Zaplana exige a Zapatero que declare rotundamente que Irak no motivó el 11-M

Asegura que el PSOE utilizó el 11-M para ganar las últimas elecciones y  creeque ahora lo utilizarán "para no perder las próximas"

AGENCIAS ·01/11/2007 - 14:47h

Eduardo Zaplana, en un momento de su declaración. EFE

El PP no ha tardado en responder a las duras declaraciones del secretario de organización del PSOE, José Blanco, esta mañana. Si bien su portavoz en el Congreso, Eduardo Zaplana, ha acatado la sentencia del 11-M: "No se pueden acreditar vínculos ni con ETA, ni con Al Qaeda, ni con Irak", éste no se ha mordido la lengua y ha vuelto a la carga contra el presidente del Gobierno, José luis Rodríguez Zapatero.

Zaplana le ha pedido al líder socialista que "se desdiga" de sus palabras en el Congreso que indicaban que el 11-M fue una respuesta directa a la presencia militar española en Irak.

Con respecto a las palabras de Blanco, Zaplana ha dicho que se trata de una acusación "burda y deleznable" y ha afirmado que tanto él como el resto de dirigentes populares tienen "una tranquilidad de conciencia que otros no la pueden manifestar".

Para Zaplana, "Aznar, Rajoy, Acebes y yo mismo somos miembros de un partido que estando en el Gobierno detuvo a los terroristas que ayer fueron condenados por el tribunal. Mientras esto sucedía, Zapatero, Rubalcaba, Blanco y otros utilizaban ese atentado para ganar las elecciones, y todo lo que dijeron en esas horas trágicas precisamente la sentencia lo ha desacreditado".

"Ése es el comportamiento de unos y el de otros. Es una diferencia que hay que recordar al PSOE. Ellos se dedicaron a otras cosas en unas horas en las que nosotros estábamos dedicados a detener a los terroristas" ha advertido.

Lo que no ha retirado es la ya utilizada frase de que los dirigentes del PSOE "utilizaron el atentado" del 11-M para ganar las elecciones generales de 2004, además de decir que "ahora están dispuestos a utilizarlo para no perder" el Gobierno ante los comicios de 2008.

Asimismo ha claificado de "histeria sorprendente", con la que se muestran "tremendamente contrariados" y "vuelven a retomar lo peor de su discurso: el invento y la manipulación".