Archivo de Público
Miércoles, 11 de Junio de 2008

El Quick Step mantendrá el patrocinio del equipo pese al positivo de Boonen

EFE ·11/06/2008 - 11:04h

EFE - El patrón del equipo Quick Step, Patrick Lefevre (i), y el ciclista belga Tom Boonen, durante la rueda de prensa convocada para pedir disculpas por el positivo de cocaína de Boonen en un control efectuado fuera de competición el pasado 26 de mayo, en Wielsbeke, Bélgica.

La empresa Quick Step anunció hoy que seguirá patrocinando el equipo ciclista que dirige Patrick Lefevere durante las tres próximas temporadas, a pesar del positivo por cocaína de su estrella Tom Boonen.

El anuncio sobre la continuación del patrocinio se iba a realizar mañana, pero se decidió adelantarlo tras la divulgación del positivo de Boonen, según explicó hoy Lefevere en una conferencia de prensa en Wielsbeke (suroeste de Bélgica).

"Tom sigue siendo un gran campeón. Por este motivo tenemos una gran fe en él para el futuro", señaló el director general de Quick Step, Fans De Cock, quien reconoció que "las cosas podrían haber sido muy diferentes si fuera un problema de dopaje".

De Cock añadió que lo que ocurrió con Boonen "es un asunto personal y privado", y recalcó: "estamos orgullosos de continuar nuestro patrocinio".

Lefevere destacó que tanto Quick Step como otros patrocinadores (Innergetic, Specialized y Vermarc) "estarán con el equipo y con Tom Boonen durante los próximos tres años".

A partir del año próximo, el equipo se denominará Quick Step-Innergetic, lo que apunta a una menor aportación económica del fabricante de suelos de manera laminada, aunque De Cock eludió hoy hablar de cifras concretas.

El anuncio de la continuación del patrocinio tuvo lugar varias horas después de que Boonen compareciera ante la prensa para pedir disculpas públicas, mientras que Lefevere anunciaba que mantenían su contrato con el ciclista para las próximas tres temporadas.

Boonen, quien dio positivo en un control efectuado fuera de competición el pasado 26 de mayo, leyó hoy una breve declaración a los medios de comunicación en la que implícitamente reconoció los hechos.

"No soy perfecto", admitió el campeón del mundo en 2005 a los periodistas.

El ciclista belga, que planea tomarse ahora un periodo de descanso, pidió perdón a su familia y a sus hinchas y declaró que está dispuesto a aceptar las consecuencias de su comportamiento.

"Lo más fácil que se puede hacer cuando alguien hace algo mal es abandonarle, pero Tom ha significado mucho para el equipo los últimos años y esperamos que también lo hará los próximos tres años", declaró, por su parte, Lefevere.

Boonen no recibirá una sanción deportiva, dado que el código mundial antidopaje no prohíbe el consumo de cocaína fuera de las competiciones, pero en la práctica sus acciones sí tendrán consecuencias para su carrera de ciclista.