Archivo de Público
Miércoles, 11 de Junio de 2008

Bush llegó a Roma para reunirse con Berlusconi y el Papa

EFE ·11/06/2008 - 17:56h

EFE - El presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, tras aterrizar en el aeropuerto de Ciampino, en Roma.

El presidente de EEUU, George W. Bush, llegó hoy a Roma, en una visita de 48 horas durante la que se reunirá con el jefe de Estado, Giorgio Napolitano, y el primer ministro, Silvio Berlusconi, y será recibido en audiencia en el Vaticano por el papa Benedicto XVI.

El avión que trasladó a Bush desde Berlín, el Air Force One, aterrizó en el aeropuerto romano de Ciampino en medio de fuertes medidas de seguridad, que incluyen el cierre del espacio aéreo de la capital.

Desde Ciampino el gobernante se trasladó a Villa Taverna, la sede del embajador de EEUU en Roma, donde se alojará durante su estancia en la capital italiana.

Hoy no tiene previsto ningún encuentro.

Mañana, Bush se reunirá con el jefe del Estado, Giorgio Napolitano, y con el presidente del Gobierno, Silvio Berlusconi, y el viernes, antes de abandonar Roma con destino París, será recibido en audiencia en el Vaticano por Benedicto XVI.

Bush llegó a la capital italiana una hora antes de que comience la manifestación convocada contra su presencia por el "Pacto Permanente contra la Guerra" y el Partido Comunista de los Trabajadores (PCT).

La manifestación atravesará varias calles del centro de Roma y concluirá cerca de la embajada de EEUU.

Piero Bernocchi, del "Pacto Permanente contra la Guerra", aseguró que la marcha será "absolutamente pacífica", aunque buscarán "visibilidad" para que las razones de la protesta "no pasen desapercibidas".

Marco Ferrando, líder del PCT, manifestó que con la marcha pretenden denunciar "los crímenes imperiales y de guerra" de Bush en "muchas partes del mundo" y rechazar "el clima de miedo y de intimidación que el Gobierno de Berlusconi está alimentando en estas horas".

"Bush será abrazado por Berlusconi, pero no, ciertamente, por la mayoría del pueblo italiano", precisó Ferrando.

Según el "Pacto Permanente contra la Guerra", el Ministerio de Interior ha transferido a 230 presos de la céntrica cárcel de "Regina Coeli" a otros centros penitenciarios "para dejar espacio" ante eventuales incidentes que se puedan producir durante la visita de Bush.

Durante la última visita de Bush a Roma en junio del año pasado, también tuvo lugar una protesta en contra de la política del presidente estadounidense, en la que se produjeron enfrentamientos entre manifestantes y policía en la céntrica plaza Navona.

La visita que realiza Bush a Italia es la sexta en su mandato y se considera como un gesto de amistad a un "viejo amigo", el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi.

Los dos gobernantes hablarán de la petición de Italia a la OTAN para aumentar su espacio de actuación en Afganistán, que el nuevo Gobierno de Berlusconi cree demasiado limitado.

Durante su estancia, Bush reiterará su postura a favor de la inclusión de Italia en el Grupo 5+1, el de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania, que negocia con Irán la cuestión nuclear.