Archivo de Público
Miércoles, 11 de Junio de 2008

EEUU mata a 11 soldados paquistaníes en Afganistán

El Ejército condena la cobardía del ataque y exige una investigación

AGENCIAS ·11/06/2008 - 16:15h

El general estadounidense David McKiernan tomó a principios de junio el mando de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Kabul. En la imagen, se reúne con el presidente del país, Hamid Karzai. EFE

El Ejército de Pakistán denunció hoy la muerte de once de sus soldados en un ataque aéreo sobre territorio paquistaní llevado a cabo por fuerzas de EEUU en Afganistán, lo que calificó de "cobarde agresión". En un comunicado colgado en su página web, el Ejército precisó que el número de víctimas mortales son once, pese a que fuentes oficiales habían declarado a la cadena privada "Geo TV" que había 13 soldados muertos. 

Según la nota, el ataque destrozó el puesto de control fronterizo de Gora Prai, situado en el distrito tribal de Mohmand (noroeste), donde murieron los soldados. El Ejército condenó la acción, que calificó de "cobarde" y que no respondió a ninguna provocación previa, además de exponer que "se reserva el derecho de proteger a sus ciudadanos y soldados contra las agresiones". Asimismo, explicó que "la violenta acción golpea en la base de la cooperación y el sacrificio con el que los soldados paquistaníes están apoyando a las fuerzas de la coalición en la guerra contra el terrorismo".

Violación de las fronteras internacionales

Por su parte, el Gobierno paquistaní dijo que lo ocurrido supuso "una gran violación de las fronteras internacionales" y exigió a la coalición liderada por EEUU que inicie una investigación sobre lo sucedido. "Es un imperativo que las fuerzas internacionales que operan en Afganistán se abstengan de violar el territorio paquistaní", denunció en un comunicado el Ministerio de Exteriores.

Previamente, las televisiones locales habían informado de que en el ataque también se había empleado artillería pesada y armas automáticas. Según recogió el canal "Dawn", citando fuentes oficiales, fuerzas paramilitares paquistaníes respondieron a la ofensiva abriendo fuego contra el Ejército afgano y causando bajas en su bando.

Pakistán había desplazado recientemente unos 50 soldados a la zona de Goranpanra, cercana al puesto de control atacado, y tan sólo diez de ellos regresaron tras el ataque, aunque el Ejército rehusó hacer comentarios sobre el paradero del resto. 

Los cadáveres de los soldados fueron traslados en helicóptero a un hospital de la ciudad paquistaní de Peshawar, informó "Dawn". Según esta cadena de televisión, los ataques aéreos también podrían haber acabado con la vida de al menos siete civiles. La zona del ataque es muy montañosa por lo que el Ejército tiene dificultades para conocer el número exacto de bajas, según esta fuente. 

Hace pocos días, el Gobierno paquistaní anunció que había protestado ante EEUU por el lanzamiento de misiles en diversas ocasiones por parte de las fuerzas extranjeras en su territorio. El más criticado tuvo lugar el pasado 14 de mayo en la zona tribal de Bajaur y acabó con la vida de al menos trece personas.