Archivo de Público
Miércoles, 11 de Junio de 2008

Aumenta la presión sobre Olmert para que convoque primarias en su partido

EFE ·11/06/2008 - 08:44h

EFE - El primer ministro israelí, Ehud Olmert, se reunirá hoy con dirigentes de su partido, Kadima, para estudiar la conveniencia de convocar elecciones primarias a fin de evitar unos comicios anticipados.

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, se reunirá hoy con dirigentes de su partido, Kadima, para estudiar la conveniencia de convocar elecciones primarias a fin de evitar unos comicios anticipados, informan medios locales.

La reunión se produce un día después de que los grupos políticos israelíes amenazasen a Olmert con forzar la disolución del Parlamento y elecciones anticipadas si el Kadima no anuncia antes de la próxima semana que elegirá un nuevo líder.

El jefe de Gobierno se encuentra en la cuerda floja desde que el pasado día 27 el principal testigo en un caso de corrupción en su contra, el empresario judío estadounidense Morris Talansky, aseguró que entregó a Olmert sobres de dinero para sus gastos personales.

El principal socio de Gobierno, el ministro de Defensa y líder laborista, Ehud Barak, y la titular de Asuntos Exteriores, Tzipi Livni, le pidieron entonces que dimitiera o convocara primarias en el Kadima.

Olmert analizará por la tarde esta última posibilidad con Tzaji Hanegbi, presidente del comité de asuntos internos del Kadima, y con Eli Aflalo, jefe del grupo parlamentario.

Ayer, la mayor formación opositora y favorita en la encuestas, el Likud de Benjamín Netanyahu, anunció que el próximo miércoles pedirá ante el pleno del Parlamento la disolución de la Cámara para forzar la convocatoria de comicios, a poder ser para noviembre.

Tanto el Partido Laborista como el fundamentalista religioso sefardí Shas, ambos integrantes de la coalición de Gobierno, anunciaron su apoyo a la petición del Likud.

El Shas, tras consultar con los rabinos, ha decidido tumbar el Ejecutivo salvo que Olmert se comprometa a aumentar las ayudas a las familias numerosas, entre las que los ultraortodoxos judíos son multitud.

También el partido pacifista de izquierda Meretz apoyará la disolución del Parlamento si el Kadima no elige antes nueva cabeza visible.

En este orden de cosas, cada vez más voces en el Kadima apuestan por unas primarias para evitar unas elecciones anticipadas en las que el partido no saldría muy bien parado, según las encuestas.