Archivo de Público
Miércoles, 11 de Junio de 2008

El Consejo de Seguridad Nacional abrirá expediente a la central de Ascó

Tendrá validez antes de finales de agosto al haberse detectado "incumplimientos en los procedimientos de seguridad"

EFE ·11/06/2008 - 15:55h

La presidenta del Consejo de Seguridad Nuclear, Carmen Martínez Ten, aseguró hoy que dicho organismo abrirá un expediente sancionador contra la central nuclear de Ascó antes de finales de agosto al haberse detectado "incumplimientos en los procedimientos de seguridad".

En declaraciones a los periodistas tras su comparecencia en el Congreso de los Diputados, Martínez Ten también explicó que se han recogido, desde la fuga radiactiva del pasado mes de noviembre, alrededor de 1000 partículas, un 99 por ciento de las cuales se han hallado en el recinto de la central.Esas 1.000 partículas, dijo, equivalen a siete 7 milicurios.

Experiencia en el futuro

Tras destacar las actuaciones que el organismo que preside puso en marcha a raíz del incidente, anunció que el CSN va a realizar su propio análisis de "lecciones aprendidas" y que introducirá en sus procesos las mejoras que se deriven, entre las que mencionó la incorporación a la supervisión de los elementos de la cultura de seguridad en el Sistema Integrado de Supervisión de Centrales (SISC).

No se ha producido impacto radiológico en los trabajadores

 Martínez Ten compareció hoy a petición propia y a puerta cerrada en la Ponencia encargada de las relaciones con el CSN de la Comisión de Industria, Turismo y Comercio del Congreso, para informar sobre el suceso de noviembre. La presidenta del CSN también señaló que los hechos "no han producido impacto radiológico ni en los trabajadores ni en las personas que visitaron tras los hechos la central, así como tampoco en el medio ambiente".

Martínez también reconoció que se "seguirá inspeccionando la central hasta llegar a la normalidad radiológica" y que "no se han hecho las cosas como debían haberse hecho". A su vez, explicó que el estudio de las causas del suceso y de las deficiencias identificadas dará lugar a un plan de acción para evitar que se pueda reproducir un hecho similar en las centrales nucleares españolas.

Tras recordar que la central está en la actualidad parada, informó de que ahora se está examinando la radiactividad en las zonas de la central en la que los trabajadores no pueden estar cuando se encuentra en plena actividad Ascó, como es la zona de los transformadores.

Alarma social 

En declaraciones realizadas tras la conclusión de la Comisión, el diputado de CiU, Jordi Jane, subrayó el hecho de que no se haya detectado contaminación radiológica en ningún trabajador, y criticó que la "ocultación de datos ha producido alarma social".

"Si se tenían datos desde noviembre, no se deberían haber ocultado hasta abril. Hay que rehacer la confianza y exigir a la empresa responsabilidades por la ocultación de datos", dijo Jane, quien también solicitó la creación de delegaciones territoriales de crisis para casos como el ocurrido. A su vez, el diputado socialista Francesc Vallés, dijo que su partido "hará todo lo posible para que no se produzcan más incidentes" de este tipo.

Por último, en un comunicado la organización Greenpeace consideró "una muestra de poca transparencia que el CSN haya decidido no responder sus solicitudes de información sobre la fuga" y lamentó que el hecho de que (Martínez) haya comparecido a puerta cerrada es "incongruente con la nueva etapa de transparencia que prometió" cuando accedió al cargo.