Archivo de Público
Miércoles, 11 de Junio de 2008

Confirman 30 muertos y 25 desaparecidos en un accidente de avión en Sudán

EFE ·11/06/2008 - 10:11h

EFE - Restos humeantes del avión de las Líneas Aéreas Sudanesas que se salió ayer de la pista del aeropuerto de Jartum (Sudán). La Autoridad de Aviación Civil sudanesa informó hoy de que la cifra oficial de muertos asciende a 30, mientras que 25 pasajeros de la aeronave siguen desaparecidos.

La Autoridad de Aviación Civil sudanesa informó hoy de que la cifra oficial de muertos al incendiarse anoche un avión de las Líneas Aéreas Sudanesas en Jartum asciende a 30, mientras que 25 pasajeros de la aeronave siguen desaparecidos.

Un portavoz de esa institución gubernamental explicó que el saldo oficial de muertos, que esta mañana ascendía a 28, ha aumentado tras la llegada de dos cadáveres más a la morgue del hospital de Jartum.

Según el portavoz, se desconoce si los desaparecidos consiguieron salir del avión tras el accidente y se marcharon a sus casas sin comunicarse con las autoridades, o bien están bajo los escombros del aparato, un Airbus 310 con 204 pasajeros a bordo.

Las primeras investigaciones apuntan a que el agua de la lluvia que cayó ayer y se acumuló sobre las pistas del aeropuerto pudo ser la causante del accidente.

"Parece que los frenos del avión no funcionaron correctamente por el agua acumulada en la pista que hizo que (el avión) se desviara y se incendiara", explicó el portavoz, quien añadió que se ha creado un comité especial para llevar a cabo la investigación.

El aparato procedía de Siria y Amán y había hecho escala en el aeropuerto sudanés de Port Sudán, situado en el Mar Rojo, antes de dirigirse hacia la capital sudanesa, donde las malas condiciones meteorológicas retrasaron varios minutos su aterrizaje.

Según fuentes del aeropuerto de Jartum, el incendio comenzó en el motor del ala derecha del avión, poco después del aterrizaje.

Por otro lado, un portavoz del Hospital de Jartum señaló que esta tarde se celebrarán los funerales de aquellas víctimas cuyos cuerpos han sido recuperados.