Archivo de Público
Miércoles, 11 de Junio de 2008

Cameron acusa a Brown de "autoritarismo ineficaz" por su plan antiterrorista

EFE ·11/06/2008 - 10:05h

EFE - El primer ministro británico Gordon Brown.

El líder del opositor Partido Conservador británico, David Cameron, acusó al primer ministro laborista, Gordon Brown, de "autoritarismo ineficaz" y de atacar la libertad por querer ampliar la detención sin cargos de sospechosos de terrorismo.

En la sesión semanal de preguntas al primer ministro en la Cámara de los Comunes, Cameron y Brown se enfrentaron sobre este asunto antes de que los parlamentarios debatan y voten sobre la extensión de los 28 días actuales a 42 el periodo de arresto sin cargos.

Varios diputados laboristas rebeldes, los principales partidos de la oposición y las organizaciones humanitarias rechazan el plan.

Sin embargo, Brown volvió a defender hoy la medida por razones de seguridad nacional y por la complejidad de los casos de terrorismo.

El "premier" dijo que la Policía y los servicios secretos británicos le han convencido de la importancia de extender el plazo.

"La cantidad -añadió-, la sofisticación y la complejidad" de las pruebas que surgen de las investigaciones sobre presuntos complots terroristas requerirá eventualmente la ampliación de la detención.

Es mejor que el país esté preparado ahora que tener que acordar después, "en un momento de pánico", sobre medidas antiterroristas. "No debemos asumir riesgos con la seguridad", dijo Brown.

Subrayó que la población apoya su plan y que éste "no es sólo popular, sino también necesario y correcto".

Ante la fuerte defensa que hizo el primer ministro sobre su propuesta, Cameron -líder de la primera formación de la oposición- le acusó de "autoritarismo ineficaz" y tildó el plan del Gobierno de "impracticable" y de "un ataque simbólico a la libertad".

Se estima que entre treinta y cuarenta diputados laboristas rebeldes se oponen a la propuesta, por lo que Brown podría encajar hoy su primera derrota si los Comunes rechazan su plan.

Según la Policía británica, los agentes estuvieron a punto de quedarse sin tiempo para investigar a los sospechosos de planear unos atentados terroristas contra aviones comerciales en pleno vuelo (agosto de 2006) con explosivos camuflados en botellas de refrescos.

Sin embargo, el grupo defensor de los derechos civiles "Liberty" asegura que las pruebas reunidas para acusar a sospechosos de ese complot se obtuvieron en un periodo de entre cuatro y doce días.

Ante la polémica que esta medida ha generado en el Reino Unido, el jefe de los servicios secretos MI5, Jonathan Evans, se vio obligado ayer a dejar claro que no tomó una posición al respecto, después de que la prensa señalase que esos servicios se oponen a la ampliación del periodo de arresto sin cargos.