Archivo de Público
Jueves, 1 de Noviembre de 2007

EEUU denuncia el que Rusia y China impiden sanciones duras contra Irán

REUTERS ·01/11/2007 - 13:12h

Rusia y China han estado bloqueando las propuestas destinadas a endurecer las sanciones de la ONU contra Irán, según denuncia Estados Unidos.

Pero el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, no está "nada preocupado" sobre posibles sanciones adicionales porque, a su juicio, son ineficaces.

Nicholas Burns, subsecretario de Estado para Asuntos Políticos estadounidense, ha señalado que China y Rusia habían estado paralizando una nueva resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas desde finales de marzo.

Las cinco potencias permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, más Alemania, se reunirán el viernes en Londres para analizar sanciones más amplias. Las amenazas cada vez más directas entre Irán y Washington están avivando los temores de una guerra si la presión diplomática fracasa.

Período de gracia 

Burns, en declaraciones realizadas antes de reunirse en Viena con el jefe del organismo de control nuclear de la ONU, indicó que Irán había recibido un período de gracia desde la última resolución de Naciones Unidas, el 24 de marzo.

"Desde entonces, Rusia y China han estado bloqueando de manera efectiva una tercera resolución", ha comentado. Moscú y Pekín, dos de los cincos miembros del Consejo con poder de veto, e importantes socios comerciales de Irán, insisten en dar más tiempo a la diplomacia.

En septiembre, las potencias occidentales acordaron aplazar la búsqueda de sanciones más duras después de una promesa de Irán de esclarecer secretos pasados de su programa nuclear al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Informe, a mediados de este mes 

El OIEA emitirá un informe a mediados de noviembre, pero Burns ha señalado que éste, por sí solo, no será suficiente para detener los pasos hacia las sanciones económicas más duras.

"Nuestra opinión es que si Irán no ha suspendido en el próximo par de semanas, no es suficiente, seguirá siendo una negativa a cumplir los requerimientos del Consejo de Seguridad. Ese será un factor altamente relevante para nosotros", señala

"Nuestra esperanza es la siguiente: primero, se aprobará una tercera resolución de sanciones lo antes posible. Segundo, apoyamos mucho que la UE siga adelante con (sus propias) sanciones. Tercero, los grandes socios comerciales de Irán deberían reducir el comercio para mostrarle a Irán que estos no son negocios como siempre", añade.