Archivo de Público
Miércoles, 11 de Junio de 2008

Bush atribuye a su "retórica" la imagen de "tipo belicoso"

El presidente de EEUU admite que algunas frases que utilizó en su día como "a por ellos" o atraparlos "muertos o vivos" hicieron creer a muchos que "no era un hombre de paz"

PÚBLICO.ES / EFE ·11/06/2008 - 09:38h

EFE - La canciller alemana, Angela Merkel (d), conversa con el presidente estadounidense, George W. Bush (i).

Ni sus Hummer, ni sus tanques, ni sus misiles. El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, cree que ha sido la retórica empleada durante su primer mandato la que le hizo aparecer ante el mundo como un "tipo belicoso".

En una entrevista que publica el diario The Times, Bush, que protagoniza actualmente una gira de despedida de sus aliados europeos, admite que algunas frases que utilizó en su día como "a por ellos" o atraparlos "muertos o vivos" hicieron creer a muchos que "no era un hombre de paz".

El político republicano dice que fue para él muy doloroso poner a jóvenes estadounideses "en peligro", enviándolos al frente, y explica que ha intentando "reunirse con todas las familias que ha podido" pues se siente obligado a "consolarlas" en la medida de sus posibilidades y "asegurar que esas vidas no se perdieron en vano".

Explorar la vía diplomática 

En relación con Irak explica que no se ha dicho lo suficiente que "se intentó explorar una vía diplomática" de resolver el conflicto, motivo por el cual, afirma, "recurrimos al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas".

"Recurrimos al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas"

Según sus entrevistadores, el unilateralismo que marcó su primer mandato ha sido sustituido por el entusiasmo por un "enérgico multilateralismo".

Asi, Bush señala en la entrevista que en lo que le queda de presidencia tratará de llegar a acuerdos sobre distintos asuntos como el establecimiento de un Estado palestino para "dejarle al próximo presidente ciertas estructuras que le faciliten la tarea".

Sobre su sucesor, quienquiera que sea, Bush afirma que cuando llegue a la Casa Blanca y "vea qué funciona y qué no al tratar con Irán", terminará siguiendo la actual política norteamericana hacia ese país.

En relación con la sugerencia expresada recientemente por un ministro israelí en el sentido de que un ataque militar a Irán es "inevitable", Bush afirma que "hay que seguir trabajando juntos, sin distraernos. (Los comentarios del ministro) deben interpretarse en el sentido de que hay que seguir presionando a Irán".

Estructuras diplomáticas 

Bush señala que el objetivo en los últimos meses de su presidencia es dejarle a su sucesor unas estructuras de diplomacia internacional que permitan resolver el conflicto con Irán.

Al referirse a las promesas del candidato demócrata a la Casa Blanca, Barack Obama, de que renegociará o bloqueará ciertos acuerdos internacionales de comercio, Bush advierte de que existe preocupación en el mundo "por el proteccionismo y nacionalismo económico".

"Los gobernantes reconocen que es el momento de avanzar en ese tema antes de que (el proteccionismo) termine anclado en los sistemas políticos de nuestros países respectivos", afirma el presidente.