Archivo de Público
Martes, 10 de Junio de 2008

Las FARC preparaban un atentado contra Uribe, según la central de inteligencia de Colombia

EFE ·10/06/2008 - 18:25h

EFE - Una carga de 120 kilos del explosivo benclo, que es de "gran poder destructivo", iba a ser utilizada para el atentado, precisó el DAS, que indicó que la misma fue hallada el domingo pasado en un taxi.

La guerrilla de las FARC planeaba un atentado contra el presidente colombiano, Álvaro Uribe, y el gobernador del departamento suroccidental del Tolima, Óscar Barreto, reveló hoy la central de inteligencia del Estado en Bogotá.

El Departamento Administrativo de Seguridad (DAS, estatal) informó de que el ataque iba a ser cometido en una segunda visita de Uribe a Planadas, localidad del Tolima en la que el mandatario estuvo recientemente en un consejo de seguridad.

Una carga de 120 kilos del explosivo benclo, que es de "gran poder destructivo", iba a ser utilizada para el atentado, precisó el DAS, que indicó que la misma fue hallada el domingo pasado en un taxi.

El vehículo fue inmovilizado cuando se desplazaba por la carretera que comunica a Ibagué, la capital tolimense, con Alvarado, localidad de la misma región, añadió la central de inteligencia.

La fuente agregó que en la operación fue detenido Wilfredy Álvarez González, chofer del taxi, que el lunes, en una diligencia judicial en Bogotá, hizo precisiones que llevaron al DAS a confirmar el plan contra Uribe.

Álvarez fue procesado por "terrorismo, fabricación, tráfico y porte de armas de fuego o municiones", indicó el DAS, que no informó de su relación con los insurgentes.

En la operación fue decomisado "un documento para fabricar explosivos y realizar atentados", agregó el DAS, que divulgó el mensaje, dirigido a un supuesto rebelde de nombre o alias "Jhon" y firmado solo con la letra inicial "C".

En la nota, el firmante explica el plan como una represalia por las operaciones militares que se mantienen en las zonas de páramo del sur del Tolima en las que se presume que está establecido el nuevo jefe máximo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Guillermo León Sáenz, conocido con el alias de "Alfonso Cano".

Sáenz sucedió al casi octogenario Pedro Antonio Marín ("Manuel Marulanda Vélez" o "Tirofijo"), quien murió el pasado 26 de marzo de una crisis cardíaca, según lo informó el Secretariado (mando central) de las FARC en un comunicado divulgado a finales de mayo.

Además, el responsable de la nota les recomienda a quienes deben preparar el atentado que "tengan cuidado con la manipulación" de las cargas explosivas.

"Como son 4 cajas metales (sic) a cada una 30 kilos sin metralla porque las cajas son de lámina", dice el documento, y agrega que "con el aditivo que le adiciona quedan buenas de presión".

"Buena suerte camaradas", les desea el mismo supuesto rebelde a los destinatarios del mensaje, a quienes les pide que lo hagan "sin compación (sic)".

El DAS atribuyó el plan al frente 21 y a la Compañía Cajamarca de las FARC, y dijo que la responsabilidad de esta guerrilla se hizo evidente "con información de inteligencia, analizada por el DAS, y compartida a inteligencia de la Policía y el Ejército".