Archivo de Público
Miércoles, 11 de Junio de 2008

Colombia aborta un plan de las FARC para asesinar al presidente Uribe

Según la inteligencia colombiana, pretendían llevar a cabo el atentado con un taxi cargado con 120 kilos de explosivos

REUTERS ·11/06/2008 - 07:23h

La Central de Inteligencia de Colombia frustró un plan de la guerrilla para asesinar al presidente Álvaro Uribe con un coche bomba durante una visita a un pueblo de una zona montañosa donde se persigue al máximo comandante de las FARC, informaron el martes las autoridades.

El Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) dijo que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) estaban organizando el plan desbaratado y que lo pretendían ejecutar con un taxi cargado con 120 kilos de explosivos.

Se trata del más reciente plan para atentar contra el mandatario colombiano, quien con el apoyo de Estados Unidos lidera una ofensiva militar contra la guerrilla, a la que obligó a un repliegue estratégico.

"De acuerdo con información de inteligencia, el material explosivo sería utilizado por el frente 21 y la Compañía Cajamarca de las FARC contra el presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, y el Gobernador del Tolima, Oscar Barreto Quiroga", precisó un comunicado de prensa del DAS.

Planes para atentar en la región montañosa de Tolima 

El organismo de inteligencia reveló que el atentado iba a ser ejecutado en el municipio de Planadas, en el departamento del Tolima, en represalia por la ofensiva militar que mantienen las Fuerzas Militares en esa región contra Alfonso Cano, el nuevo máximo comandante de las FARC.

Cano fue designado como el nuevo comandante rebelde en reemplazo del fundador del grupo guerrillero, Manuel Marulanda, quien murió el pasado 26 de marzo, al parecer de un ataque al corazón.

El vehículo cargado con los 120 kilos de explosivos fue interceptado por agentes del DAS cerca al pueblo de Alvarado, en una operación en la que fue capturada una persona.

Los explosivos fueron detonados de manera controlada en un sector despoblado.

Uribe, objetivo permanente de las FARC a las que prometió derrotar militarmente cuando ganó la presidencia en 2002, es uno de los presidentes más custodiados del mundo y su seguridad está apoyada con vehículos blindados y seguimientos por satélites suministrados por el Servicio Secreto de Estados Unidos, de acuerdo con fuentes de las Fuerzas Armadas.

La guerrilla sufrió en los últimos meses duros golpes con la muerte de varios de sus más importantes comandantes durante ataques de las Fuerzas Militares, a lo que se sumó la deserción de miles de combatientes.

Entre los líderes de las FARC muertos figuran Jota Jota, Tomás Medina Caracas, Martín Caballero y Raúl Reyes, quien cayó en un bombardeo de militares colombianos en territorio de Ecuador.