Archivo de Público
Martes, 10 de Junio de 2008

Kresic se une al optimismo croata

El técnico analiza desde Marbella a su selección

RAMIRO VAREA ·10/06/2008 - 22:16h

La estrella croata Modric celebra un gol.

Croacia derrotó a Austria (1-0) gracias a un solitario gol de penalty de Modric, a los tres minutos de comenzar el partido. A pesar del triunfo, la imagen que dio Croacia distó mucho de lo que se espera de esta selección.

De la mano de Slaven Bilic en el banquillo, los croatas se impusieron a Rusia e Inglaterra en la fase clasificatoria de esta Eurocopa. Cuentan con un bloque de calidad, con jugadores veteranos y jóvenes que derrochan fútbol y talentos, como el propio Luka Modric y Niko Kranjcar, capaces de desequilibrar cualquier partido en una jugada.

Pero ante Austria las sensaciones no fueron buenas. “No sé si les pudieron los nervios o si el equipo no estaba bien físicamente, pero lo cierto es que Croacia no estuvo brillantes”. Lo dice alguien que conoce muy bien su fútbol: Sergio Kresic (Split, 1946). El veterano técnico inició su carrera como futbolista y entrenador en el Hadjuk Split, equipo al que entrenó hasta hace pocos meses.

Bilic, un futuro brillante

Bajo sus órdenes estuvo, cuando todavía era un niño, el actual seleccionador Slaven Bilic, a quien Kresic le augura un futuro brillante: “Se lleva muy bien con el grupo de jugadores y dice las cosas a la cara. Maneja bien los fundamentos tácticos y transmite autoconfianza a sus futbolistas. Saca lo mejor de ellos”. Desde su residencia de Marbella, Kresic no se pierde los partidos de la Eurocopa, una competición “con bastantes partidos decepcionantes hasta el momento” porque, según él, “todos quieren controlar el juego y nadie arriesga”.

Aun así, el técnico cree que el nivel de esta Eurocopa “es mejor” que ediciones anteriores y destaca el juego. Piensa que Croacia “puede ser la sorpresa de la competición”, aunque sus opciones pasan por ganar el choque contra Polonia. “Croacia debe subir su nivel de prestaciones y mejorar su juego para llegar a los cuartos de final”, afirma Kresic. ¿Y qué ocurrirá en el partido de mañana contra Alemania? El técnico es sincero: “Si el equipo logra meter, al menos, la cuarta velocidad, puede sacar algo positivo. Si repiten el juego que desplegaron ante Austria, perderán con Alemania”.

Para Kresic, el astro croata Luka Modric puede ser el jugador que desequilibre el partido por varios motivos: “Es bueno en el último pase, a balón parado, en el uno contra uno... Olvida las individualidades en favor del colectivo, y en cuestión de un segundo es capaz de salvar un gol en su propia portería y montar una jugada que acabe en gol”, concluye.