Archivo de Público
Martes, 10 de Junio de 2008

"La tranquilidad debe ser total"

Nuestros futbolistas coinciden en que no fue tan fácil como parece y no lanzan las campanas al vuelo

PEPE GARCÍA-CARPINTERO ·10/06/2008 - 21:37h

EFE - El defensa de la selección española Sergio Ramos (d) lucha un balón con el centrocampista de la selección rusa Igor Semshov.

“Mis dos goles han sido culpa de Torres”, señaló David Villa nada más acabar el partido. El Guaje explicó así su actitud en el tercer gol, cuando salió disparado hacia el banquillo para abrazar a Fernando. Fue una escena emotiva por solidaridad y compañerismo que el delantero asturiano justificó: “He visto triste a Fernando y no debe estar así. Él es muy importante para nosotros”.

Ayer, precisamente, Torres cumplió su partido número 50 con el equipo nacional. “Ojalá David, que está en un gran momento, siga metiendo muchos goles y yo pueda sumar alguno”, señaló el punta del Liverpool. Pero, naturalmente, Villa, autor de un hat-trick, el primero del campeonato, fue el centro de atención de las declaraciones. Era inevitable en un día así. “El árbitro no ha querido darme el balón”, protestó el delantero, “pero hay que pelearlo”. Algo que intentaron con vehemencia Xabi Alonso y Reina. Pero el éxito no fue el deseable. “A mí me parece una vergüenza la justificación del árbitro, decía que la normativa le impide darnos el balón”, agregó el centrocampista.

En cualquier caso, los rostros de los futbolistas no disimulaban la felicidad que implica un extraordinario resultado y que al principio Silva no veía claro: “Hasta que hicimos el primer gol, fue complicado”, reconoció el mediapunta, que buscó la portería de Akinfeev. “Pero una vez que marcamos, ya fue diferente. A partir de ahí, fue todo mucho más fácil”.

El recuerdo del inicio del pasado Mundial, cuando España avasalló a Ucrania, estuvo en las conversaciones con nuestros futbolistas. Sin embargo, al final Ucrania llegó más lejos que nosotros. “No lo hemos olvidado”, admitió Cesc. “La tranquilidad debe ser total. Hay que ir partido a partido”. Ni siquiera la suplencia disminuyó el ánimo del futbolista del Arsenal: “Aquí lo importante es el equipo. Si lo mejor para los resultados es que yo no juegue, lo acepto al máximo”.

La lectura de Iniesta, genial en el segundo gol de Villa, también premió la actuación de nuestro equipo. Ante todo, hizo un llamamiento a los que desconfían del rival: “A pesar del resultado, Rusia es un buen equipo”. Y apeló a la paciencia: “Soñamos con los tres puntos y ya los tenemos. Pero hay que estar muy pacientes. Esto no ha hecho más que comenzar”, concluyó el mediocampista.