Archivo de Público
Martes, 10 de Junio de 2008

Ocho detenidos por financiar la rama argelina de Al Qaeda

La Policía encuentra resguardos de envío de dinero por más de 80.000 euros

Ó. L. F. ·10/06/2008 - 20:49h

Enviar miles de euros a Al Qaeda del Magreb, la sucursal argelina de la organización de Osama Bin Laden. Ésta era la principal función de los ocho presuntos integrantes de la célula islamista desarticulada en la madrugada de ayer por la Policía en Barcelona, Pamplona y en dos localidades de la provincia de Castellón, Burriana y Vila-real.

El mayor número de las detenciones, cuatro, se produjeron, precisamente, en Vila-real, donde además se registraron tres domicilios. De hecho, según confirmaron a Público fuentes de la investigación, gran parte de las pesquisas de la bautizada como Operación Submarino han girado en torno a una mezquita de esta localidad, la de Al Sunna, en la que, al parecer, los ahora detenidos mantenían la mayor parte de sus reuniones.

Los detenidos en esta localidad castellonense fueron Mohamed Souici, de 36 años de edad; Youcef Haddallah, de 27; Mourad Ait Kaid, de 36; y Abdennour Chettah, de 35. En la vivienda que ocupaba este último, situada en el número 99 de la calle San Miguel, la Policía se incautó de 4.000 euros en metálico. En la vecina Burriana fue capturado un quinto integrante de la trama, Mohamed Bouacha, quien ocupaba un piso en el número 1 de la calle Goya de esta localidad. En su domicilio también se halló dinero en metálico, en concreto 3.300 euros.

Envíos de hasta 30.000 euros

Los otros tres detenidos son Moustapha Yousfi, de 36 años de edad, que fue arrestado en Pamplona; Abdelghani Himmouri, de 28; y Sid Ali Taukoucht, de 39, capturados ambos en Barcelona. En el domicilio de este último, situado en el número 67 de la calle Arc del Teatre de la Ciudad Condal, se encontraron numerosos resguardos del envío del dinero, principalmente a Argelia, la principal prueba de las supuestas actividades delictivas del grupo.

Entre estos documentos había uno que reflejaba la transferencia de una cantidad cercana a los 30.000 euros y otro, de 20.000 euros. En total, y a la espera de finalizar el análisis de toda la documentación incautada, la Policía tiene acreditado el envío de más de 80.000, cuyo supuesto destino era financiar las actividades de  Al Qaeda del Magreb tanto en Argel como en otros países del norte de África donde el grupo ha extendido sus actividades.

Los expertos antiterroristas consideran a este grupo argelino –que en su origen se llamaba Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC)– una de las principales amenazas para España por la cercanía geográfica con sus bases en el norte de África y por el hecho de que en los últimos meses ha lanzado al menos dos amenazas directas contra nuestro país. De hecho, la Policía extremó hace más de un año las medidas de seguridad en las sedes dioplomáticas en esta zona de África e incrementó el control de personas y equipajes que entran en España a través de los barcos de pasajeros que parten del Magreb. Lo hizo el 12 de abril de 2007, justo un día después de que estr grupo cometiera una masacre en la capital argelina.  

Videos, CDs, documentos...

Las ocho detenciones de ayer se produjeron todas entre las dos y las dos y media de la madrugada, en una operación coordinada por el juez la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón. Junto a ellos, la Policía arrestó a otras diez personas –ocho argelinos y dos marroquíes– que convivían con los supuestos islamistas y cuyo grado de implicación en las actividades del grupo estaba siendo investigado al cierre de estas páginas.

Junto al dinero y los resguardo de envío, la Policía también encontró libretas, tarjetas SIM, teléfonos móviles, cintas de vídeo, numerosos CDs y abundante documentación. Los investigadores también acusan a la célula de realizar labores de proselitismo. El secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, apuntaba ayer que los detenidos podrían estar implicados también en el envío de muyahidines a Irak.

El rastro bancario del ‘yihadismo’

28

Detenidos en 2008
Con los arrestados de ayer, ya son 28 los presuntos islamistas detenidos en España en 2008, según datos oficiales del Ministerio del Interior. La mitad de ellos lo fueron el pasado 19 de enero en la operación contra la ‘célula’ de paquistaníes que supuestamente planeaba atentar en el metro de Barcelona. En 2007, los detenidos fueron 47, una cifra ligeramente inferior a los 56 del año anterior, y muy lejos de los 108 arrestos registrados en 2005 y de los 131 de 2004, año de los atentados del 11-M.

369

Casos de financiación
En los últimos cuatro años, Policía y Guardia Civil han investigado un total de 369 operaciones bancarias –80 en 2004; 103 en 2005; 99 en 2006, y 87 en 2007– sospechosas de haber sido utilizadas para financiar el terrorismo islamista. En el mismo periodo, sólo hubo 296 relacionadas con ETA.