Archivo de Público
Martes, 10 de Junio de 2008

Corredor contradice a Solbes y promete ayudar al ladrillo

"No abandonaremos a las empresas a su suerte", asegura la ministra

S. R. ARENES ·10/06/2008 - 20:32h

Choque o, al menos, cambio de actitud en el Gobierno sobre la crisis inmobiliaria. La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, dijo ayer: "no abandonaremos a las empresas a su suerte". Y lo dijo en una conferencia en el Fórum Europa, ante una nutrida representación de las compañías del sector y también de cargos políticos, encabezados por el ministro de Industria, Miguel Sebastián. La afirmación contradice lo declarado por el vicepresidente económico, Pedro Solbes, quien aseguró el mes pasado que el sector inmobiliario debía hacer su ajuste y que no apoyaría medidas artificiales.


Corredor citó incluso las palabras de Solbes antes de dejar claro que habrá ayudas para las compañías que sufren el parón de la vivienda. La ministra añadió que trabajará para que el ajuste sea "inteligente" y que, por un lado, "salgan reforzadas las empresas productivas" y, por otro, se "satisfaga la demanda de vivienda". No aportó más novedades ni concreción más allá de recordar que Solbes ha abierto la posibilidad de ampliar los avales por 5.000 millones que otorga el Instituto de Crédito Oficial para reforzar la financiación de vivienda protegida.


La ministra calificó el ajuste inmobiliario de "intenso" y admitió que "la crisis de liquidez ya está afectando a los compradores en sus hipotecas. Añadió que la banca sabe que la necesidad de liquidez es "acuciante", aunque el aspecto positivo en este proceso es que ahora "se puede ir a un equilibrio" entre el dinero que prestan los bancos para una casa y "el valor de lo tasado", mientras que antes estaba más ligado a las "expectativas de revalorización". Este equilibrio era "necesario", dijo Corredor, pero reconoció que esta "transición" será difícil para las familias. A renglón seguido, recordó las medidas de choque contra el cambio de ciclo ya aprobadas por el Gobierno.


Ajuste de precios del 15%
La ministra eludió valorar las estimaciones de Deustche Bank de caída de precios de la vivienda de hasta un 8% este año y entre un 5% y un 10% los dos siguientes. Por su parte, Pedro Pérez, secretario general del G-14, que agrupa a las grandes inmobiliarias, señaló que "el ajuste de precios ya se ha realizado en su mayor parte". Pérez señaló a Público que el ajuste de precios desde noviembre ronda el 15% nominal.

Sobre la duración de la crisis inmobiliaria, la consultora R.R. de Acuña & Asociados presentó ayer un informe en el que da un plazo de entre siete y ocho años. Este año las empresas del sector tendrán pérdidas en su resultado ordinario de más de 3.000 millones. El informe pronostica que los precios bajarán hasta un 30% en los próximos 2-3 años mientras que el número de viviendas iniciadas se reducirá en un 49% en 2008 y bajará un 66% en 2009, informa EP.ç

Rescata la idea de ayudas a separados 

El Ministerio de Vivienda prepara ya el nuevo plan de ayudas para 2009-2012 que estudiará con las autonomías en una semana. La titular del departamento, Beatriz Corredor, rescató ayer la idea de dar ayudas a separados y divorciados que en su día ya enunció su antecesora, Carme Chacón. La ministra dijo que estudia incluir en el Plan de Vivienda subvenciones temporales para personas separadas y divorciadas con hijos a cargo. No concretó la medida, pero podría ser similar a los 210 euros mensuales de la ayuda al alquiler para jóvenes.

Los beneficiarios tendrían que cumplir ciertos requisitos, como tener una sentencia firme de la separación, estar al día en el pago de las pensiones alimenticias y no tener denuncias por violencia de género.

Otra figura que incluiría el Plan de Vivienda es la cesión del derecho de superficie en suelos públicos para animar a los promotores a hacer vivienda en alquiler.