Archivo de Público
Martes, 10 de Junio de 2008

Espinosa ofrece un Pacto de Estado del agua que el PP rehúsa por considerarlo un "contrato de adhesión"

EFE ·10/06/2008 - 11:30h

EFE - La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, durante su comparecencia hoy en la Comisión de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca del Congreso de los Diputados para exponer las líneas generales de su Departamento en esta legislatura.

La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, ha ofrecido hoy en el Congreso un "gran" Pacto de Estado sobre agua "abierto", en el que no descarta, "a priori, las interconexiones intracuencas", al que el PP ha rehusado incorporarse al calificarlo de contrato de adhesión.

En su primera comparecencia en la Comisión de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca del Congreso de los Diputados para exponer las líneas generales de su Departamento para esta legislatura, Espinosa ha dejado claro que el Gobierno sólo hará aquellos trasvases que sean medioambientalmente sostenibles, económicamente viables y socialmente aceptables.

Y a este respecto ha vuelto a descartar el trasvase del Ebro, ya que "no cumplía y sigue sin cumplir" estos requisitos.

Ese pacto, "en el que estemos todos", se basará en "grandes acuerdos" que solucionen los déficits estructurales de algunas cuencas.

Espinosa ha ofrecido incluir en el pacto a los partidos políticos, las comunidades autónomas, los ayuntamientos, los sindicatos y las organizaciones empresariales, agrarias y ecologistas.

Desde el PP se ha calificado ese pacto de "contrato de adhesión", en palabras de su portavoz en la Comisión, Carlos Floriano, quien ha asegurado que a "estas alturas" su grupo no se va a incorporar al mismo "por muy buena voluntad que usted quiera poner de manifiesto".

Floriano ha considerado que el pacto no resolverá el problema del agua sino "el problema electoral del PSOE", ya que excluye, de entrada, con su rechazo al trasvase del Ebro, la posibilidad de solucionar la situación de una parte importante del país.

Por su parte, la portavoz socialista, Soraya Rodríguez, ha rechazado las acusaciones del PP de que la política del Gobierno sobre los trasvases sea cínica y ha recordado que "hace escasamente tres meses" este partido no fue capaz de incluir el del Ebro en su programa electoral.

La ministra ha incidido en que la política del agua del Gobierno es continuación de la anterior legislatura y ha asegurado que con su ofrecimiento está dando una oportunidad al PP para que se sume a encontrar una solución a corto y medio plazo a un bien tan escaso como el agua, bajo criterios de sostenibilidad y viabilidad, que "han despreciado en numerosas ocasiones".

En su intervención ha destacado el cambio climático como una de las principales amenazadas para el desarrollo sostenible, por lo que uno de los objetivos esta legislatura será la consecución de los compromisos del Protocolo de Kioto sobre reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

A este respecto, y ante la insistencia del portavoz de ICV, Joan Herrera, sobre las medidas concretas del Gobierno para frenar ese proceso, la ministra ha lanzado un mensaje de tranquilidad y ha asegurado que en la anterior legislatura se sentaron bases sólidas y es "ahora cuando se van a empezar a ver los resultados".

Ha pedido no hacer una lectura definitiva de los datos sobre emisiones pues aún son provisionales y ha considerado que se deben vincular con el crecimiento económico del país y con situaciones ajenas a las acciones del gobierno como es el peor comportamiento de la energía hidráulica.

Espinosa ha expresado a los diputados su absoluta convicción de que "no vamos a abandonar las políticas medioambientales", en las que habrá continuidad, potenciación y nuevos instrumentos.

En materia de calidad ambiental, la ministra ha asegurado que generalizará el principio de responsabilidad del productor, desarrollará la Ley de Calidad del Aire, aprobada recientemente, modificará la ley de envases y residuos de envases y presentará este año el Plan Nacional Integrado de Residuos.

Aplicará el Plan Nacional de Calidad de las Aguas 2007-2015 y, a este respecto, la ministra ha dicho que se ha dado el visto bueno a alguna propuesta de comunidades autónomas para poner en marcha un plan piloto de calidad de las aguas en zonas intercomunitarias.