Archivo de Público
Martes, 10 de Junio de 2008

"Chávez está erosionado"

Periodista y opositor a Chávez. Opina que el liderazgo del presidente venezolano se está debilitando y que la oposición ya no va a beneficiarle apostando por estrategias golpistas

ADRIÁN FONTES ·10/06/2008 - 19:28h

EFE - Petkoff cree que Chávez será derrotado en 2012.

Cuando John McCain arremete contra Hugo Chávez como hizo el viernes en Miami, el opositor venezolano Teodoro Petkoff se lleva las manos a la cabeza. El ex guerrillero comunista sabe bien que, por un puñado de votos en Florida, cuando el candidato republicano describe a Chávez como una "amenaza para la democracia en América Latina", sólo consigue reforzar al presidente de Venezuela. Por eso, el director del diario Tal Cual prefiere que sea Barack Obama quien gane las elecciones en noviembre. Con un presidente demócrata en la Casa Blanca, mucho más prudente a la hora de hablar de Venezuela, piensa que la oposición tendrá mayores opciones de derrotar a Chávez en las urnas en 2012.

Usted asegura que Chávez se halla en una fase de "debilitamiento irreversible" desde el no a la reforma constitucional de diciembre. ¿En qué se basa para afirmarlo?

Hay un debilitamiento progresivo, lento. Chávez no se está desmoronando, no se está cayendo. Pero su liderazgo está erosionado. Hay una menor ingenuidad de su electorado, un mayor sentido crítico respecto a él. Esto obviamente implica un debilitamiento progresivo que además tiene efecto en los poderes fácticos, porque éstos acatan al líder, aunque no lo quieran, en la medida en que ven que controla el pueblo. Cuando ven que su liderazgo popular comienza a debilitarse, en los poderes fácticos empiezan también a producirse reacomodos. De modo que yo creo que él entró en la parte descendente de la curva. Espero que no se caiga súbitamente, porque hay que derrotarlo electoralmente en 2012.

¿Por qué considera que es un fenómeno irreversible?

Porque la dialéctica con la oposición ahora no es la de aquellas etapas en las que ésta asumió políticas golpistas, sino que esta oposición tiene una estrategia claramente democrática y electoral. Esto, por supuesto, no le facilita a Chávez recuperarse gracias a los errores de la oposición, los errores golpistas del pasado. Ahora tiene que enfrentarse a una oposición que se está recuperando y lo desafía en el terreno electoral y democrático. Su primera gran victoria ha sido la derrota del 2 de diciembre.

¿Qué impacto tuvo la reciente crisis con Colombia sobre la popularidad del presidente venezolano?

Le ha dañado muchísimo. No salió bien parado. Además tuvo una conducta muy errática. Una día insulta a Uribe y al siguiente lo abraza. Obtiene el éxito de rescatar algunos rehenes y a continuación propone el reconocimiento de la beligerancia de las FARC. Esa guerrilla colombiana no tiene ninguna simpatía en Venezuela, como no la tiene en ninguna parte del mundo. Cuando el pueblo venezolano descubre que Chávez tiene un vínculo estrecho con las FARC, sus partidarios también se preguntan por qué. Son factores que poco a poco lo erosionan.

Da la impresión de que Chávez y el presidente ecuatoriano Rafael Correa compitieron por intentar lograr la liberación de Ingrid Betancourt.

Es evidente que Correa trató de participar en el proceso sin que Chávez supiera que el presidente ecuatoriano trataba también de alcanzar ese objetivo. Haber logrado liberar a algunos de los rehenes habría sido un éxito político para cualquier presidente. Mediar para que se pueda rescatar secuestrados le conviene a cualquiera. Que Correa lo intentara me parece normal. A mi juicio, los contactos de Correa con las FARC fueron para eso. Los de Chávez no eran santos, pero los de Correa eran contactos políticos normales.

¿Cree que puede estallar una guerra entre Colombia y Venezuela?

No lo creo, porque hay demasiadas razones que pesan y que explican por qué Uribe y Chávez se pueden reconciliar con relativa facilidad. Son razones económicas, estructurales, históricas, de fondo, que presionan en los dos lados.

El Gobierno venezolano mantuvo constantes tensiones con EEUU bajo el Gobierno de Bush. ¿Cree que la situación cambiará con el próximo presidente estadounidense?

Si es Obama y cumple lo que dice, podríamos tener un periodo nuevo en las relaciones. Con McCain sería más de lo mismo. Sería catastrófica la elección de McCain.

¿Qué le parece la relación que mantuvo Zapatero con el Gobierno de Chávez?

Creo que Zapatero se ha comportado correctamente. Yo no creo en una política de aislamiento de Chávez. Creo que hay que rodearlo más bien y tratar de comprometerlo con los valores democráticos o dificultarle que rompa con esos valores. La conducta del presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, o la de Zapatero, es correcta. Asumen a Chávez como el niño díscolo de la familia, pero tratan al tiempo de encuadrarlo y mantenerlo dentro de un contexto democrático.