Archivo de Público
Martes, 10 de Junio de 2008

Fernández pide perdón pero no da marcha atrás

FEDERICO PEÑA ·10/06/2008 - 19:22h

En un intento por recuperar la iniciativa política después de tres meses de conflicto abierto con el campo, la presidenta argentina, Cristina Fernández, anunció que el dinero del aumento de los impuestos sobre la soja se derivará a la construcción de hospitales, viviendas populares y caminos rurales. Nada dijo de dar marcha atrás con la polémica medida.

Durante los 25 minutos de su alocución, transmitido en directo por cadena nacional, la presidenta hizo un repaso del conflicto y, en un gesto sorpresivo, ofreció sus disculpas: "Si alguien se sintió ofendido por una palabra que yo haya dicho- llamó "golpistas" a los productores agropecuarios-(...) le pido perdón". Además, asumió como un "error" del Gobierno "la ingenuidad política de no advertir que tocaba una parte de la renta extraordinaria de un sector". Ello, dijo, "tal vez requería una mayor explicación".

Llegó el lunes. El Gobierno tomará el excedente de las retenciones- calcula que tendrá disponibles 800 millones de dólares en 2008 y 1300 millones en 2009-, y lo destinará a fines sociales. "El Estado no quiere cerrar las cuentas fiscales, el Estado quiere cerrar la cuenta social de todos los argentinos", dijo.

Tres meses le tomó al Gobierno responder a las críticas de la oposición y del campo, que dicen que el aumento de las retenciones es para la "caja del matrimonio". La euforia en la Casa Rosada, luego de su discurso, era total. "Extraordinario, se acabaron los argumentos del campo", fue la frase más repetida por legisladores, gobernadores y funcionarios del Gobierno, según el diario Clarín.

Justificación

Tras la alocución de la mandataria, los dirigentes rurales no tuvieron más remedio que avalar el uso que se le dará a los fondos y aceptar las disculpas de la mandataria. Sin embargo, reiteraron que las retenciones son "confiscatorias" y que el plan social anunciado es "una justificación a ese tributo". "No puede discutirse el destino" que se le dará a los fondos, dijo Luciano Miguens, titular de la Sociedad Rural Argentina. Sí, en cambio, se discute el origen. "El aporte de los diferentes sectores productivos debe ser más parejo", dijo, y valoró que el anuncio "no soluciona el problema de los pequeños y medianos productores".

Mientras se estudia un nuevo llamado al diálogo, el martes algunos productores dejaron las carreteras. Los que permanecen en estado de alerta amenazan con endurecer la protesta. Los camioneros, que reclaman su derecho al trabajo, anunciaron que si no se levantan los cortes volverán a bloquear completamente los pasos.