Archivo de Público
Martes, 10 de Junio de 2008

O'Connor no ve contradicción entre cantar su música casi religiosa y protestar contra el Papa

EFE ·10/06/2008 - 18:41h

EFE - La cantante irlandesa Sinéad O'Connor, hoy en la presentación del concierto que ofrece mañana en el Palau de la Música dentro del festival "Únicas" de Barcelona.

A la transgresora Sinéad O'Connor, en concierto mañana en Barcelona, no le parece que sea contradictorio cantar temas con música parecida a la de un servicio religioso contemporáneo como hace en su disco "Theology" con haber realizado acciones de protesta como la que protagonizó en 1992 con la rotura pública de una foto del Papa.

La cantante irlandesa ha justificado hoy su postura de denuncia al afirmar: "esto es muy serio, digamos por ejemplo que si tienes un padre o a alguien que te quiere que te hace daño, tienes que luchar para que no te lo haga, pero el hecho de denunciarlo no impide quererlo".

En la presentación de su único concierto español, O'Connor se ha enfrentado, de nuevo sin pestañear, a preguntas sobre el incidente que significó una especie de parón a su carrera cuando horrorizada por las evidencias de abusos infantiles en las escuelas católicas de su país rompió la foto de Juan Pablo II ante las cámaras de la NBC.

Ha contestado con un rotundo "no" a la pregunta de si se arrepentía de haber roto la foto en cuestión y ha añadido que "es muy cansado entrar por enésima vez" en la misma cuestión.

En su primera actuación en un escenario catalán, precisamente en el templo de la música catalana, el Palau de la Música Catalana, O'Connor interpretará temas de su último disco "Theology", un disco con música que suena a servicio religioso contemporáneo, hecho que la cantante ha corroborado con un "sí tienes toda la razón".

Tras opinar que "religión y arte son cosas distintas", O'Connor, convertida ya en madre de cuatro hijos, ha explicado que protagonizará un espectáculo acústico en el marco del festival "Únicas" de voces femeninas en el que cantará y tocará acompañada de las guitarras acústicas de Steve Cooney y de Kieran Kiely.

La primera parte del recital estará formado por seis o siete temas de su nuevo disco y la segunda por temas más antiguos.

El concierto está dispuesto de esta manera porque, según la cantante, siempre ha querido hacer una gira acústica "ya que antes trabajaba con una banda grande y tenía que gritar mucho pero al final cantaba un par de canciones sola", cosa que quizás haga también en Barcelona.

"Theology" fue lanzado al mercado en la primavera de 2007 y creado con influencias del atentado del 11 de septiembre y es un intento de crear un lugar de paz, en un tiempo de guerra y provocar la reflexión.

Es también un disco que O'Connor quería hacer desde niña y "no sería honesto considerar que sólo tiene que ver con el 11 de septiembre", ha dicho una cantante preocupada por "ver que algunas personas representan equivocadamente lo que es Dios", porque "tenemos dos partes que se están matando entre sí y dicen estar apoyadas por Dios".

"Me parece importante hacer ver a la gente que se utiliza la teología para hacer la guerra y traer el mensaje de que el carácter de Dios no es violento", ha dicho la cantante.

Sin ningún tipo de maquillaje, la irlandesa ha aparecido en la rueda de prensa con su cabeza rapada cubierta con un largo pañuelo anudado en el cogote y con ropa ancha, recordando que "nació en un país muy religioso, con mucha música religiosa a su alrededor, buena y mala".

En este sentido, entre los temas que ha grabado O'Connor figura la canción de Bony End, "Fire On Babylon", que la artista cantaba en los coros de la comunión y de la que recuerda: "me hacía casi llorar".