Archivo de Público
Martes, 10 de Junio de 2008

Jérôme Savary estrena en España una surrealista versión de un Don Quijote enamorado

EFE ·10/06/2008 - 17:25h

EFE - El actor Joan Crosas, tras la presentación del espectáculo "Don Quijote contra el Ángel Azul", de la Compagnie Jérôme Savary, programado dentro del IV Festival Internacional de las Artes de Castilla y León.

El director Jérôme Savary presentará mañana en el IV Festival de las Artes de Castilla y León su obra "Don Quijote contra el ángel azul", que se estrena en España y que narra la surrealista experiencia de un Don Quijote enamorado de una bailarina de cabaret en Francia.

El director, argentino de nacimiento pero francés de adopción, que no pudo acudir a la rueda de prensa de presentación del espectáculo por un problema en el viaje, ha conseguido montar esta obra en tres semanas, según ha explicado el actor Alberto Crosas, que da vida a Don Quijote.

Crosas ha comentado que la idea de Savary es la de "mezclar dos mundos opuestos y en decadencia, como es el de los soñadores, que hoy en día ya no tiene mucha salidas ni razón de existir y el mundo decadente del cabaret, sobre todo el inspirado en Alemania".

A su juicio, el resultado es "explosivo, porque una Marlene Dietrich y un Quijote, mezclados y enamorados, es surrealista total" y más "si lo colocas dentro de un cabaré francés, que también esta en decadencia".

Crosas ha asegurado que cuando Savary le ofreció el proyecto se "enamoró" y ha reconocido que había seguido su trayectoria pese a haber perdido contacto "durante su etapa de director institucionalizado". "Pero, como en Francia cuando tienes 65 años te jubilan, el decidió volver a sus inicios y lanzar dentro del espectáculo toda su imaginación", ha explicado sobre el director.

El actor también ha destacado la importancia que tiene la música en este montaje "puesto que siempre hay dos músicos en el escenario, y además, los actores también tocan instrumentos".

Crosas ha reconocido que Don Quijote "no se siente cómodo en el mundo del cabaret, no llega a encajar, está como perdido" y ha explicado que el argumento cambia cuando "un magnate de la televisión compra el cabaré donde se desarrolla la obra y entonces todo el grupo regresa a La Mancha de gira, lo que le acaba de perder".

Alberto Crosas ha reconocido que es una adaptación "muy desmelenada" de El Quijote, porque Jérôme Savary ha "recogido el espíritu" pero es una versión "muy libre", que en español se ha enriquecido con frases de Cervantes.

Por su parte, el actor francés Frédéric Longbois, que da vida a Sancho Panza, ha explicado que "es muy divertido" trabajar con Jérôme Savary porque lo hace "de forma muy distinta al resto de los directores, puesto que deja a cada actor que se exprese por si mismo, que se invente".