Archivo de Público
Martes, 10 de Junio de 2008

Aído dice que el teléfono para hombres quiere atender nuevas formas de masculinidad

EFE ·10/06/2008 - 13:31h

EFE - La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, durante su comparecencia, ayer por primera vez en el Congreso, ante la Comisión de Igualdad, para explicar las líneas prioritarias de acción para los próximos cuatro años, esta tarde en Madrid.

La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, ha explicado que el teléfono que el Gobierno piensa habilitar para los hombres no es sólo para los agresores, sino que pretende atender "las nuevas formas de masculinidad".

En declaraciones en RNE, recogidas por Efe, la ministra ha mostrado su sorpresa por la polémica suscitada en torno a esta propuesta y ha excusado el uso de la palabra "miembras" durante su comparecencia, ya que ha dicho que ha sido un "lapsus" contagiado por su reciente viaje a Iberoamérica, donde se emplea esta expresión.

"Me sorprende mucho la capacidad de síntesis que tenemos en este país porque fueron muchas las medidas que puse sobre la mesa en la primera comparecencia" en el Parlamento, ha asegurado Bibiana Aído, quien ha defendido la necesidad de "ir a la causa del problema" en relación con la violencia machista.

"Tenemos que actuar necesariamente sobre los hombres, tenemos la obligación de promover una reflexión sobre los nuevos roles de los hombres en el siglo XXI y atender a las nuevas formas de masculinidad", ha dicho la ministra, quien ha recordado que en Noruega también existe un teléfono de estas características.

La ministra ha aclarado que "no estamos hablando de un teléfono para maltratadores", sino para hombres para ayudarles "a resolver sus dudas, porque muchos hombres se encuentran perdidos ante el inicio de la ruptura del sistema patriarcal" y tienen dudas "de cómo asumir su paternidad, la corresponsabilidad en las tareas domésticas o sobre su salud sexual".

Además, la titular de Igualdad cree que "si estamos trabajando en la rehabilitación de maltratadores una vez que se ha producido la violencia", es "imprescindible que trabajemos también en la prevención".