Archivo de Público
Martes, 10 de Junio de 2008

El PSOE tratará de acercar la directiva europea de retorno a la legislación española

EFE ·10/06/2008 - 12:32h

EFE - La delegación del PSOE en el Parlamento Europeo ha anunciado que votará una serie de enmiendas a la directiva de retorno de inmigrantes sin papeles que pretenden "acercarla a la legislación española". En la foto, Javier Moreno, eurodiputado del PSOE en la comisión de Libertades civiles de la Eurocámara.

La delegación del PSOE en el Parlamento Europeo ha anunciado que votará la semana que viene una serie de enmiendas a la directiva de retorno de inmigrantes sin papeles que pretenden "acercarla a la legislación española", considerada de las más "garantistas" para los indocumentados.

Según explicó a los medios Javier Moreno, eurodiputado del PSOE en la comisión de Libertades civiles de la Eurocámara, los socialistas españoles quieren, por ejemplo, convertir en una obligación que el juez deba confirmar, en un plazo máximo de 72 horas, toda orden administrativa de retención del inmigrante.

Además, intentarán que el período máximo de retención sea de tres meses, ampliable otros tres en casos excepcionales, frente al máximo de 18 meses previsto en el texto que acordaron el jueves pasado los ministros del Interior de los Veintisiete.

Las mejoras en la atención a los menores, la supervisión judicial del proceso y plazos máximos más cortos son las tres "líneas rojas" que la delegación del PSOE se ha fijado, según Moreno, para mejorar el proyecto de directiva (ley europea).

El eurodiputado no ha aclarado cuál será el sentido final del voto de los socialistas españoles en caso de que estas "mejoras" no prosperen en el pleno.

"En su momento definiremos nuestro voto; dejemos que se debata hasta el final", dijo Moreno.

En su opinión, la línea de los eurodiputados del PSOE y la del Gobierno socialista español, que ha apoyado desde el principio la directiva europea, son "compatibles".

"Queremos que haya directiva. Es un marco que pone límites y nosotros, en España, estamos claramente dentro del marco".

Moreno dejó claro que el hecho de que exista una legislación europea que armoniza los procedimientos de expulsión de los sin papeles no obliga a España, en ningún caso, a rebajar las garantías y derechos que otorga a los indocumentados.

"El artículo 4 de la directiva dice que se aplicará sin perjuicio de que los estados miembros apliquen normas más favorables. De forma que España no deberá cambiar en nada su legislación", afirmó.

Sobre la posibilidad de que las enmiendas socialistas salgan adelante, el eurodiputado confió en los apoyos de la Izquierda Unitaria Europea, los Verdes, algunos democristianos dentro del grupo del PPE y la división del grupo liberal.

"Yo creo que el partido hay que jugarlo, y en este Parlamento hasta el último momento todo es posible. Creo que sí podemos recabar apoyos para acercar esta directiva a la legislación española", insistió.

El pleno del Parlamento tiene previsto analizar la directiva el próximo martes en Estrasburgo (Francia), en un debate nocturno que el grupo del PSE trata de adelantar a la tarde. El voto está programado para el mediodía del miércoles.

Moreno subrayó que esta directiva representa "una red de seguridad" frente a la situación actual y constituye "un primer paso hacia una política común de inmigración", aunque "un paso amargo".