Archivo de Público
Martes, 10 de Junio de 2008

El ministro de Trabajo pide la implicación internacional para gestionar los flujos migratorios

El ministro de Trabajo e Inmigración español subraya que para conseguir una "dimensión social de la globalización" es esencial extender el trabajo digno en el mundo

EFE ·10/06/2008 - 12:32h

EFE - El ministro de Trabajo e Inmigración español, Celestino Corbacho.

El ministro de Trabajo e Inmigración español, Celestino Corbacho, pidió hoy en Ginebra la implicación y la corresponsabilidad de la comunidad internacional para gestionar correctamente los flujos migratorios.

En su intervención ante la Asamblea plenaria de la Organización Mundial del Trabajo (OIT), Corbacho subrayó también la plena coincidencia del Gobierno español con el principio defendido por ésta de extender el trabajo digno en el mundo, para conseguir una dimensión social de la globalización.

El ministro hizo una breve exposición de la política migratoria del Gobierno que -dijo- sitúa la integración en la sociedad de acogida del emigrante como una de las principales prioridades.

"La integración es imposible si no va unida al trabajo" 

"Pero dicha integración sería imposible si no va unida al trabajo" digno y legal "en el país receptor", subrayó, para expresar la plena coincidencia de la política española con los principios que guían la actuación de la OIT.

El ministro señaló que también se va a favorecer el retorno voluntario de los emigrantes a sus países de origen, y que uno de los objetivos de su Ministerio es "conseguir una mejora en la cooperación con los países de origen, de forma que pueda ajustarse debidamente la oferta y la demanda para la contratación de mano de obra en el exterior".

Corbacho hizo referencia también al "diálogo social" como "la mejor seña de identidad de la política del Gobierno español".

"En España nos proponemos superar la actual coyuntura de desaceleración económica mediante el instrumento del diálogo con patronales y sindicatos", afirmó.