Archivo de Público
Martes, 10 de Junio de 2008

Buteflika viajó a Trípoli para participar en mini-cumbre árabe sobre UPM

EFE ·10/06/2008 - 12:08h

EFE - El presidente argelino, Abdelaziz Buteflika, viajó hoy a Trípoli para participar en una mini-cumbre árabe con Libia, Marruecos, Egipto, Túnez, Mauritania y Siria para tratar el proyecto francés de Unión por el Mediterráneo (UPM).

El presidente argelino, Abdelaziz Buteflika, viajó hoy a Trípoli para participar en una mini-cumbre árabe con Libia, Marruecos, Egipto, Túnez, Mauritania y Siria para tratar el proyecto francés de Unión por el Mediterráneo (UPM), informaron hoy fuentes oficiales en Argel.

Además de Buteflika y el líder libio, Muamar al Gadafi, está previsto que participen en la cumbre de la capital libia, los presidentes de Túnez, Zine el Abidín Ben Ali; Mauritania, Sidi Ould Cheij Abdalá; Egipto, Hosni Mubarak; Siria, Bachar al Asad, y el primer ministro marroquí, Abás el Fasi, según las mismas fuentes.

La agencia oficial libia Jana indicó hoy que el jefe de Estado mauritano y el primer ministro marroquí llegaron ya a Trípoli anoche para asistir a la reunión.

La cumbre, que se celebrará en el hotel Corenthia, tendrá como único asunto el proyecto de la UPM, que hasta el momento ha desatado reticencias entre algunos países árabes y del Magreb, especialmente Libia y Argelia.

El encuentro se produce cuatro días después de la reunión el pasado viernes en Argel del Foro Mediterráneo, que reagrupó a once ministros de Asuntos Exteriores de los países ribereños sobre este mismo asunto.

En Argel, varios países magrebíes expresaron sus reservas sobre el proyecto, que deberá ser lanzado oficialmente en una cumbre en París el próximo 13 de julio.

Libia ha anunciado que Al Gadafi no acudirá al evento de París y la participación de Buteflika tampoco es probable, según han señalado varias fuentes argelinas.

Ambos países, junto a otros magrebíes, manifestaron en la reunión de Argel que el proyecto tiene "zonas de sombra" que deben aún aclararse y expresaron su temor a que la Unión Europea (UE) "monopolice" las decisiones en el seno de la UPM.

Además, la participación de Israel en la nueva alianza mediterránea plantea problemas a los países árabes.

La iniciativa francesa, que se denominará oficialmente Proceso de Barcelona: Unión por el Mediterráneo, estará co-presidida por Egipto, según decidieron en Argel los ministros.

Éstos se reunirán el 12 de julio, la víspera de la cumbre de París, para resolver las diferencias sobre la declaración final que definirá las líneas básicas del proyecto.