Archivo de Público
Martes, 10 de Junio de 2008

La bailaora Belén Maya rompe con los estereotipos flamencos ante el público de Fez

EFE ·10/06/2008 - 02:34h

EFE - La bailaora Belén Maya actuó hoy ante la célebre puerta Bab al Makina de la muralla de Fez.

La bailaora española Belén Maya rompió hoy con los estereotipos del flamenco ante el público de Fez, que disfrutó tanto con cada cambio de vestuario como con cada golpe seco con el que aderezó sus movimientos durante la actuación.

El espectáculo, que tuvo lugar en la célebre puerta Bab al Makina de la muralla de la ciudad imperial marroquí, alternó en cerca de hora y media solos de baile con otros de canto y guitarra, que ofrecieron a los congregados desde alegrías hasta tangos y seguiriyas.

Su presencia en Marruecos, la primera en su trayectoria profesional, se enmarcó en la decimocuarta edición del Festival de Música Sacra de la ciudad, donde no consideró que un número de flamenco y danza desentonara con la esencia de esta cita musical iniciada el pasado día 6 y que finaliza el próximo domingo.

"Todas las músicas son trascendentales y espirituales si tú las llevas a ese nivel. (...) Aparte también es bonito venir a un país como éste, en donde el flamenco y España tienen una imagen tan estereotipada, que está bien que se les vaya abriendo la cabeza", dijo Maya a EFE antes de la actuación.

El escenario, presidido por un retrato del monarca Mohamed VI, conjuntó por momentos su juego de luces con los trajes de la española, que no perdió la ocasión de lucir con celebrado éxito la bata de cola.

"Intento siempre sacarla al menos en un baile de cada espectáculo porque me gusta mucho la técnica de la bata y creo que ahora mismo las bailaoras en España estamos recuperando el mantón, la bata, el abanico... Todo eso que es tan antiguo y que es muy bueno que fuera se vea que es parte del flamenco", estimó la artista.

Nacida en Nueva York en 1966, Maya, que fue presentada en Fez como "una de las bailaoras más grandes de la escena española actual", brindó un espectáculo de flamenco tradicional con elementos que reflejaron la influencia de técnicas como la del baile contemporáneo, que también son parte integrante de su formación.

"Siempre es bueno que se vea el flamenco que se está haciendo ahora en España, que estamos creando, y que no es uno de grandes compañías, de cuerpo de baile grande, pero sí muy actual", sostuvo la también coreógrafa, que citó a Cristina Hoyos, a su madre, Carmen Mora, y a la joven Eva Yerbabuena como alguno de sus grandes referentes.