Archivo de Público
Lunes, 9 de Junio de 2008

Javier Gómez Noya asegura que "cada carrera que gano me motiva un poco más"

EFE ·09/06/2008 - 21:28h

EFE - El triatleta gallego Javier Gómez Noya señala el número de su brazo en el momento de proclamarse esta madrugada en Vancouver (Canadá) campeón del mundo de triatlón, con lo que tras hacerse con la Copa del Mundo tan solo le falta el oro olímpico.

El Campeonato del Mundo era, hasta este fin de semana, la única competición que se le resistía al triatleta gallego, Javier Gómez Noya, pero en Vancouver (Canadá) también logró trasladar a su palmarés esta competición y sigue insaciable: "Cada carrera que gano me motiva un poco más", declaró a EFE.

El Campeonato del Mundo se le escapó a Gómez Noya por muy poco el año pasado en Hamburgo (Alemania), pero este año lo conquistó tras "una buena carrera" en tierras canadienses, pese a que los triatletas tuvieron que moverse en medio de temperaturas que no pasaban de los 10 grados.

"Era el título que se me había resistido. El año pasado lo tuve cerca y en esta ocasión me salió una buena carrera, competí muy bien y al final me salió una carrera muy completa", resumió el nuevo campeón del mundo.

Gómez Noya explicó que la competición se desarrolló "muy rápida" ya en la primera competición de natación. Pasó otro tanto en el tramo de 40 kilómetros sobre la bicicleta, aunque el campeón incluso lo agradeció, ya que la rapidez "impidió que hubiera aventuras".

En la carrera a pie, su gran especialidad, el triatleta reconoció que empezó conservador, hasta que se vació entre los kilómetros 3 al 6, lo que le permitió llegar en solitario a la meta con unos 20 segundos de ventaja.

"En los últimos kilómetros era consciente de que no se me escaparía el Campeonato, pero aún así fue más complicado de lo que la gente puede creer. Todas las carreras entrañan una gran dificultad", enfatizó.

Gómez Noya llegará mañana a Galicia donde descansará una semana y después realizará 7 semanas "muy duras" de entrenamientos para llegar "en el mejor" a las olimpiadas de Pekín.

Las primeras semanas de preparación las desarrollará en Galicia y las últimas 3 lo hará en una isla de Corea. "Allí intentaremos adaptarnos al cambio horario y el clima de Pekín". "Se trata de una isla muy tranquila y que está a tan sólo una hora de Pekín", matizó.

Campeón de Europa, campeón de la Copa del Mundo y ahora también Campeón del Mundo son éxitos que asume con naturalidad este triatleta de 25 años. "Sigo con los pies en el suelo, porque sé lo que cuesta cada competición". "No me relajo en absoluto, porque este es un deporte muy abierto", agregó.