Archivo de Público
Jueves, 1 de Noviembre de 2007

El científico Osvaldo Canziani dice que el calentamiento continuaría siglos aunque las emisiones cesaran ahora

EFE ·01/11/2007 - 12:28h

EFE - Fotografía de archivo, del 18 de octubre de 2007, del científico del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de la ONU Osvaldo Canziani.

El científico del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU Osvaldo Canziani advierte de que el calentamiento global del planeta continuaría "por décadas o siglos" aunque todas las emisiones de gases de efecto invernadero cesaran "en este momento".

En una entrevista con Efe Canziani destaca que algunos gases, como el dióxido de carbono, pueden persistir en la atmósfera "por más de cien años" mientras otros alcanzan "períodos de vida que se acercan a los mil años", y asegura que el cambio climático es "un hecho físico comprobado".

Canziani, quien codirige uno de los grupos de trabajo del IPCC, que este mes celebrará una reunión en Valencia, se muestra optimista respecto al futuro, siempre que los gobiernos y entidades privadas se decidan a utilizar los recursos del planeta de manera sostenible, algo que, según lamenta, "no está ocurriendo en estos momentos".

Considera que los "afanes económicos desmedidos y las corruptelas oficiales" perjudican el futuro de los países "ante la exacerbación de los procesos de cambio climático global y sus implicaciones regionales".

Asimismo recuerda que las emisiones de los países "han aumentado casi el dos por ciento anual" y economías emergentes, como las de China, India, Corea del Sur, México o Brasil, bien por emisión o por deforestación, han llevado la concentración se esos gases a más de 380 partes por millón, lo que genera "graves efectos ambientales".

El meteorólogo señala que está "científicamente comprobado" que la Tierra atraviesa un período de calentamiento y señala que el sistema climático del futuro próximo será diferente al actual, siendo más frecuentes las olas de calor, inundaciones y ciclones tropicales que ya afectan "incluso a las comunidades más desarrolladas".

Estos fenómenos extremos, entre los que destacan las lluvias intensas, las olas de calor o las sequías, tenderán a incrementarse en el futuro, para el que el IPCC también prevé que se produzca un cambio en el sistema climático global.

"Esto significa que las condiciones ambientales en regiones áridas y semiáridas tenderán a ser más críticas", apunta el científico argentino, quien destaca que, en este contexto, la cuenca del Mar Mediterráneo "sufriría una marcada deficiencia", por la reducción de las precipitaciones y el incremento en las tasas de evaporación.

Además afirma que el nuevo sistema climático, que se irá instalando en la Tierra en las próximas décadas, provocará también la recolocación de cultivos y ganados y obligarán a una adaptación "para asegurar que la producción se mantenga en compatibilidad con los requerimientos de una población mundial todavía en crecimiento".

Para hacer frente a esta situación, Osvaldo Canziani considera necesario que las comunidades de todo el planeta comprendan que "el uso irracional tanto de los recursos y servicios que prestan los sistemas naturales, como los desarrollados por el hombre, tienen límites".

Consecuentemente, añade, "el uso racional de agua, la energía, los alimentos y cualquier otro producto, así como la adopción de medidas de seguridad sanitaria y de otro tipo, deben ser la política a seguir, para poder traspasar a las generaciones futuras un planeta en condiciones de sostenerlos y sostener a sus descendientes".