Archivo de Público
Lunes, 9 de Junio de 2008

El peaje por ver a Cristiano Ronaldo

Los aficionados que quieren ver los entrenamientos de Portugal deben pagar 10 euros, lo que supone un hecho inédito en la Eurocopa

AGENCIAS ·09/06/2008 - 16:40h

EFE - El portugués Cristiano Ronaldo se entrena con una bandera de España con el escudo del Real Madrid detrás.

Los entrenamientos abiertos al público de Portugal han sido los únicos de todas las selecciones presentes en la Eurocopa de Suiza y Austria en los que los aficionados han tenido que pagar una entrada para estar presente en ellos, aunque se debió a motivos ajenos a la selección portuguesa.

Portugal, encuadrada en el grupo A de la Eurocopa junto a los combinados de Suiza, Turquía y República Checa, vio como el ayuntamiento de Neuchatel decidía cobrar una entrada de 16 francos suizos, aproximadamente 10 euros, por acceder al estadio de La Maladière los pasados días 3 y 8 de junio.

Cobro del ayuntamiento de Neuchatel

Según la Federación Portuguesa de Fútbol, el Ayuntamiento de Neuchatel decidió cobrar esta entrada por la inversión realizada en el estadio ante la llegada de Portugal, ya que debió reemplazar el material sintético del terreno de juego por hierba natural.

Esta medida, tal y como recogieron medios de comunicación lusos, motivó una gran protesta a principios de año por parte de la comunidad portuguesa en Suiza, que con 140.000 integrantes forman una de las nacionalidades más grandes que residen en el país helvético.

A pesar de las quejas la medida siguió adelante, ya que desde el ayuntamiento se argumentó que el campo que inicialmente se le ofreció al combinado que dirige Luiz Felipe Scolari era otro que si que disponía de césped natural pero que no se consideró el adecuado por parte de la federación, por lo que se solicitó una alternativa. Tras visitar La Maladière, éste fue el campo de entrenamiento escogido por Portugal para la primera fase de la competición pero sólo si se reconvertía la hierba artificial del terreno de juego en césped.

12.000 entradas agotadas 

Pese al malestar creado, las 12.000 localidades puestas a la venta para cada una de las dos sesiones de trabajo se agotaron rápidamente, por lo que las repletas gradas contaron con un ambiente festivo durante los dos días. La federación portuguesa anunció que, tras estas dos entrenamientos de los días 3 y 8 de junio, el resto de sesiones de trabajo de los jugadores serán a puerta cerrada mientras dure la presencia del equipo en la presente Eurocopa.

Según la UEFA, éste ha sido el único caso en el que se ha cobrado para poder presenciar alguno de los entrenamientos durante el torneo, aunque en el caso de otras selecciones si que ha hecho falta contar con billetes para que los aficionados pudieran acceder a los entrenamientos.

Estas localidades han sido distribuidas de distinta manera, según decidiese cada federación, y, para ver a los suizos, por ejemplo, se podía reservar entradas sin pagar en una página web, mientras que para hacerlo con turcos o checos bastaba con acercarse al lugar de trabajo del equipo y acceder hasta llenar el complejo. Lejos de esta tendencia de programar entrenamientos para el público están selecciones como Alemania o Polonia, que no han previsto sesiones a puerta abierta.

En el caso del combinado español, que trabaja en el Sportplatz Kampl de Neustift, con espacio para 600 espectadores, generalmente el equipo trabaja en abierto, aunque tiene previstas algunas sesiones alejado de los curiosos.