Jueves, 1 de Noviembre de 2007

La política económica reacciona tarde a la pérdida de competitividad, según FUNCAS

EFE ·01/11/2007 - 10:59h

EFE - Imagen de archivo de una fábrica de automóviles.

La política económica española ha reaccionado tarde a la pérdida de productividad y al deterioro de la competitividad, según se asegura en el último número de "Papeles de Economía Española" elaborado por la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas).

Así se destaca en el artículo firmado por Emilio Ontiveros, en el que subraya que sin reducir los estímulos fiscales que contribuían al protagonismo del sector de la construcción residencial, tampoco la inversión pública "ha asumido el liderazgo para paliar las carencias de fortalecimiento del capital".

Ontiveros incide en que las actuaciones sobre el gasto público han sido "tardías y no siempre suficientes" y añade que otras actuaciones políticas encaminadas a mejorar la regulación "no han sido suficientemente activas ni eficaces".

Además, destaca que el presupuesto destinado a I+D+i, si bien ha tenido "significativos" incrementos en los últimos años, continúa convergiendo a ritmo lento con las economías avanzadas.

Asimismo, subraya la flexibilidad del mercado de trabajo, en la que han actuado como principales "catalizadores" el comportamiento de los sindicatos y la afluencia de inmigrantes.

Según Ontiveros, el crecimiento de la productividad no puede confiarse exclusivamente a las actuaciones públicas, ya que el protagonismo de los gobiernos, "siendo relevante, es limitado".

El artículo también recoge que la intensidad en los últimos años de los procesos de internacionalización de algunas empresas españolas va a favorecer la emergencia y la internacionalización de las compañías de menor dimensión.

En este sentido, Ontiveros muestra su confianza en que ello contribuya también a la diversificación empresarial hacia zonas del planeta marginadas por la inversión española, pero de intenso crecimiento.