Archivo de Público
Domingo, 8 de Junio de 2008

Bilic eufórico por la primera victoria de Croacia

EFE ·08/06/2008 - 19:49h

EFE - El jugador croata Luka Modric (c) marca el 0-1 durante el partido del grupo B de primera ronda de la Eurocopa que enfrentó a su selección contra la de Austria en el estadio "Ernst Happel" de Viena (Austria).

El seleccionador croata, Slaven Bilic, aseguró que su equipo jugó hoy de forma excelente, aunque reconoció que sus jugadores no se mostraron satisfechos tras la ajustada victoria contra Austria, mientras que el técnico local, Josef Hickersberger, dijo que sus pupilos hubieran merecido más.

"Nuestros jugadores no se mostraron muy contentos al entrar en el vestuario, pero quiero que se alegren, porque hemos ganado, para eso les puse una cinta de música (rock croata)", dijo el entrenador en un rueda de prensa tras el 1-0 de Croacia sobre Austria.

Bilic destacó su gran alegría por esta victoria, la primera de Croacia en un torneo oficial desde el Mundial de Japón y Corea del Sur en 2002, aunque reconoció que su equipo tuvo debilidades, sobre todo el centro del campo y en la segunda parte cuando los austríacos dominaron el encuentro.

"Tenemos varios días para corregir nuestros errores. Algunos jugadores estaban superados por participar en un torneo tan grande, pero hemos empezado de la mejor manera posible, con una victoria", manifestó el seleccionador croata, cuyo equipo se enfrentará Alemania, el jueves próximo, en Klagenfurt.

Por su parte, el técnico austríaco, Josef Hickersbeger, se mostró muy decepcionado por la derrota de su equipo, aunque se mostró optimista para sus próximos encuentros.

"Tuvimos el peor de los inicios posibles al encajar un gol de penalti en el minuto cuatro", destacó el técnico austríaco.

"Jugamos muy mal durante media hora, estábamos nerviosos. Pero luego jugamos muy bien, aplicamos nuestro plan táctico e incluso dominamos a los croatas", agregó.

"Decidimos jugar a todo riesgo en los últimos 30 minutos. Hemos demostrado que el fútbol austríaco está mejorando. No tuvimos ninguna oportunidad clara de gol pero mi equipo hubiese merecido más", concluyó Hickersberger.