Archivo de Público
Domingo, 8 de Junio de 2008

La amenaza del voto en blanco acecha a Rajoy

Los críticos sopesan castigar la candidatura del actual líder del PP con un voto en blanco en el caso de que Juan Costa no se presente.

Y. GONZÁLEZ ·08/06/2008 - 18:15h

Rajoy alza los avales que le entregaron los jóvenes de Nuevas Generaciones. JOAQUÍN CLARES

A poco más de una semana para la celebración del XVI Congreso Nacional del PP, el actual líder de los conservadores, Mariano Rajoy, es el único candidato a la presidencia del partido. Hasta la fecha, el diputado Juan Costa, que no ha descartado presentar una candidatura alternativa a la de su jefe, no ha decidido dar un paso al frente. Si esta situación se mantiene hasta la celebración de la cita y al final Rajoy no tiene que medirse frente a nadie, los críticos en el partido no están dispuestos a que éste salga reforzado de un congreso "a la búlgara". No descartan castigar su candidatura con votos en blanco. En el PP de Madrid, feudo de Esperanza Aguirre, una de las voces más críticas de los últimos meses, no ven "descabellado" que, en el supuesto de haber una sola candidatura, esta fuera castigada con votos en blanco.

Protesta

En cualquier proceso electoral, el voto en blanco es interpretado como la protesta del elector frente a un panorama en el que no encuentran opción alguna que les satisfaga. No obstante, para que esta opción no pase inadvertida y sea interpretada como una protesta, el número debe ser significativo. Algo similar a lo que ocurrió en el congreso de 1989, cuando la candidatura encabezada por Manuel Fraga recibió 311 votos en blanco. Se trataba del 12,5% de los votos emitidos. Fue el congreso que culminó el llamado proceso de refundación de Alianza Popular.

Echando un vistazo a los resultados de las votaciones en los últimos congresos nacionales del PP, es la cita de 1989 la que más votos en blanco congregó. El resto de congresos ponen a Mariano Rajoy el listón bastante alto. De hecho, su antecesor en el cargo y ex presidente del Gobierno, José María Aznar, jamás superó el 1% de los votos en blanco.

El líder del PP también puede medirse consigo mismo. En el último Congreso Nacional del PP, celebrado en octubre de 2004, sólo 41 compromisarios decidieron votar en blanco, lo que en porcentaje equivale al 1,6%.

También Mariano Rajoy obtuvo un buen resultado en lo que apoyos se refiere. De los 3.028 delegados acreditados para áquel XV Congreso de los conservadores, logró 2.479 (el 81,9% de los compromisarios). Es el segundo mejor resultado logrado por un candidato a la presidencia del PP en los últimos 19 años. Sólo le superó José María Aznar en 1996 acaparando los votos del 91,5% de los compromisarios acreditados.

En el extremo contrario, en lo que a votos respecto al total se refiere, está el X Congreso del PP, celebrado en 1990. José María Aznar tomó el testigo de Manuel Fraga consiguiendo el respaldo de 2.069 de los 2.850 compromisarios designados para esta cita en la que la abstención rondó el 25%. Al parecer, los delegados del PP asistentes al citado Congreso no estaban por la labor de que en la candidatura del actual presidente de FAES figurara Manuel Fraga como presidente fundador.

Costa tendría los avales

Por otra parte, fuentes cercanas a Juan Costa explican que si éste no se presenta, extremo bastante posible, no será por falta de avales. Aseguran que ya ha medido sus apoyos y tendría los 600 necesarios para formalizar una candidatura.

Mientras, en el círculo de Mariano Rajoy, siguen animando a los críticos a que den el nombre de su candidato. Y confían en que con la proximidad del congreso, la tensión baje de revoluciones. Recuerdan que "todo está en manos de los 3.025 compromisarios" que han sido convocados para la cita de Valencia.