Archivo de Público
Domingo, 8 de Junio de 2008

Estalla una bomba en El Correo sin previo aviso y con 50 trabajadores dentro

EFE ·08/06/2008 - 07:22h

EFE - El director de El Correo, Juan Carlos Martínez, ha explicado a los medios de comunicación los detalles de la explosión en las instalaciones del diario en Zamudio (Vizcaya).

La organización terrorista ETA ha colocado esta madrugada una bomba en la planta donde está ubicada la rotativa del diario El Correo, en Zamudio (Vizcaya), que ha estallado sin previo aviso y con cerca de cincuenta trabajadores en su interior que ultimaban la edición de hoy.

La explosión, registrada poco después de las tres de la madrugada, ha provocado numerosos daños materiales, aunque no se han registrado heridos.

La bomba, que contenía cinco kilos de un explosivo aún por determinar y un temporizador, estaba metida dentro de una mochila colocada en el muro exterior de la zona trasera del edificio, según informó el departamento de Interior del Gobierno vasco.

El propio periódico informó de que para llegar a esa zona, los autores del atentado tuvieron que superar una de las vallas de seguridad que rodea el edificio.

La onda expansiva destruyó un zócalo de hormigón de más de un metro de grosor, que protege la fachada, y derribó alrededor de cuarenta metros cuadrados del muro del edificio, así como parte del tejado del inmueble.

La explosión también ha afectado a varios pabellones industriales situados en las inmediaciones, ya que esta planta se encuentra en un polígono. Al lugar se han desplazado unidades de la Ertzaintza, dotaciones de bomberos de la Diputación de Vizcaya y personal del ayuntamiento de Zamudio.

Un portavoz del periódico informó a Efe de que los daños han afectado al edificio, pero no a las rotativas, aunque ha conseguido paralizar durante cerca de tres horas la producción del periódico de hoy.

Posteriormente se ha recuperado la normalidad y, aunque el diario ha llegado tarde a la calle, la mitad de la tirada contenía ya información sobre el atentado.

En el editorial de esta edición, El Correo afirma que el atentado "no pondrá mordaza a nuestra voz, la que habla por la boca de cientos de miles de vascos que lo único que anhelan es el fin de ETA".

En el texto, titulado "No nos silenciarán", se destaca también que "la verdad es el principal enemigo de una banda que sólo sabe de violencia y de muerte, y que ha hecho de la destrucción su único y estéril discurso".

Las oficinas de El Correo, por su parte, han recibido durante la mañana de hoy una amenaza de bomba, que ha obligado a desalojar el local, aunque finalmente ha resultado falsa.