Archivo de Público
Domingo, 8 de Junio de 2008

"Muchas líneas aéreas van a desaparecer"

El presidente de Globalia cree, además, que las compañías de bajo coste serán las más dañadas por la crisis

SUSANA R. ARENES ·08/06/2008 - 13:48h

Juan José Hidalgo, presidente de Globalia. MÓNICA PATXOT

De vuelta de todo, Juan José Hidalgo (Villanueva del Conde, Salamanca, 1941), asume con tranquilidad que la situación se pone muy fea para las aerolíneas por el alza del petróleo, incluida Air Europa, puntal del imperio turístico que ha creado en 37 años. El directivo cree que “muchas líneas aéreas van a desaparecer” y que en el mercado español “va a haber sorpresas”. Sugiere, además, que las compañías de bajo coste serán las más dañadas. Hidalgo, alejado del prototipo de empresario al uso, habla sin tapujos de la subida de tarifas, del negocio y de las ofertas por Globalia.

Iberia cree “dramática” la situación del sector por la “brutal” subida del crudo. ¿Es tan grave?

Lo comparto totalmente. Es muy grave. En una compañía en la que el coste del combustible es el 30%, una subida de casi el 100% en esa parte supone casi 180 millones y eso no se puede paliar ni trasladar al mercado. Aunque las empresas somos libres, algo tenemos que regularizar en este sentido. Yo creo que van a desaparecer muchas compañías del sector. Tanta alegría que ha habido en el pasado... ahora se van a poner las cosas muy difíciles a corto y medio plazo.

¿Pueden caer compañías de bajo coste por esta crisis?

Cada uno sabrá cómo está la situación en su casa. Las cosas apuntan en ese sentido. No quiero hablar tanto del bajo coste; para mí es un modelo que no existe, salvo alguna excepción en el mundo. Pero se le ha dado mucho bombo desde los medios de comunicación y los gobiernos.

¿Se refiere a las ayudas de ciertos gobiernos?

Sí, exactamente.

¿Puede desaparecer alguna compañía española?

Puede haber sorpresas que veremos en el mercado español a corto plazo.

¿Qué coberturas tiene contratadas Air Europa contra la subida del combustible?

Últimamente no teníamos coberturas porque nos parecía muy caro asegurarlo a 80,90 ó 100 dólares. Hacerlo ahora a 130 sería un suicidio. Si hubiéramos tenido una varita mágica, habríamos asegurado el precio del combustible y estaríamos más tranquilos. Pero ése es un tema de adivinos. No hay nada asegurado, así que el impacto en la cuenta de Air Europa será directísimo.

¿Cómo se puede paliar el efecto? ¿Tendrán que subir las tarifas?

Hemos cerrado unas operaciones de venta de aviones que nos ayudarán a paliar el efecto negativo tan fuerte. Hemos rescindido un encargo de un Airbus y se han vendido seis Boeing 737-800 que nos aportan una cantidad importante que tendrá efecto entre este año y el próximo. Y hay que aumentar las tarifas. No sería posible trasladar todo el impacto al precio: la gente no subiría a los aviones. Puedes subir hasta un límite. Matemáticamente la subida estaría entre el 15% y el 20%. Tiene que hacerse ya y se verá en los vuelos de julio y agosto.
Hace una semana se libraron de una huelga de pilotos.

¿Parar el proyecto de crear la aerolínea Universal Airlines es una concesión al Sepla?

Los pilotos son un colectivo siempre ganador porque tienen el arma de la huelga. No sé hasta cuándo asegura la paz este convenio, hasta que ellos quieran. Pero el proyecto de Universal Airlines no está muerto del todo. Los aviones Embraer 195 que encargamos se han intentado vender y no se ha podido, aunque no sé el final de todo esto.

Otro proyecto es la creación de Air Dominicana, con el Gobierno dominicano. El primer vuelo tenía que haberse inaugurado el 2 de mayo. ¿Va adelante?

Está a falta de la licencia y en unos días puede empezar a operar. Lo importante es que es la primera licencia en ese país. Estará en Punta Cana y la idea es establecer conexiones con Venezuela, Colombia o Miami.

Globalia facturó 3.400 milllones el año pasado, un 15% más. ¿Se ha notado parón de ventas en el primer trimestre de este año?

No ha sido tan malo como se preveía. Hemos facturado con arreglo al presupuesto, entre un 8 y un 10% más. Pero el segundo trimestre se prevé malo. Esto va a más. Tenemos una gran incertidumbre sobre el verano próximo.

Ahora que Iberia ha retirado su oferta por Spanair, ¿le interesa?

No, nosotros siempre descartamos esa posibilidad. Air Europa nunca la podría comprar; sería imposible por la integración de las dos compañías, de los pilotos.

¿No es una buena compra?

Bueno, está soportada por un Gobierno [la matriz SAS es escandinava] y cuando hay gobiernos que soportan pérdidas continuadas, pues todos contentos, ¿no? Mientras siga mandando dinero, no pasará nada.

¿Le molestó que Caja Madrid viera mal su participación en el consorcio de Gala Capital, que tanteó la compra de Iberia el año pasado?

Para mí ya es historia. Trabajamos durante seis meses para hacer esa oferta; estábamos preparados para que hubiera salido. Competencia no iba a vetar la operación. También se habría autorizado la compra de Alitalia por Air France-KLM; creo que es lo correcto. El único camino es que compañías importantes absorban a las menos importantes.

¿Entonces Iberia puede acabar absorbida por otra mayor?

Iberia tiene un gran papel nacional. Ninguna compañía europea va a aportarnos nada. British Airways no le ha aportado ni le va a aportar. Iberia tiene que vivir independiente.

Desechó la oferta que le hizo Orizonia, controlado por fondos de inversión, por Globalia. ¿Era mala económicamente?

Mala no la podemos considerar. Yo creo que no era la justa. Las conversaciones se paralizaron.

¿Ha recibido otras ofertas?

Hubo otro par de llamadas al tiembre y yo dije que no estaba dispuesto a hablar hasta que no cerrara un tema. Ahora hay que darle tranquilidad para que no esté todo el día en los medios de comunicación. Eran ofertas de fondos de inversión.