Archivo de Público
Domingo, 8 de Junio de 2008

El Papa recordó a los muertos y heridos en la mina polaca de Borynia

EFE ·08/06/2008 - 13:18h

EFE - Papa Benedicto XVI saluda a los fieles durante la oración del Angelus en la Plaza de San Pedro de El Vaticano.

El papa Benedicto XVI recordó hoy a las cuatro personas muertas y 23 heridas en un accidente el pasado miércoles en la mina de carbón de Borynia, en Polonia, por las que realizó "una particular oración".

Después del rezo del Ángelus y durante su tradicional saludo en lengua polaca, el Papa suplicó para las víctimas mortales "la gracia del eterno reposo", así como "consuelo espiritual para sus familias y una rápida recuperación para los heridos".

El pasado miércoles cuatro mineros murieron y otros 23 resultaron heridos por una explosión de gas registrada en la mina polaca de carbón "Borynia", en la sureña región de Silesia, cuando se realizaban labores de mantenimiento.

Por otra parte, Benedicto XVI señaló durante el Ángelus que "la verdadera religión consiste en el amor de Dios y del prójimo, esto es lo que da valor al culto y a la práctica de los preceptos".

El Papa recordó el pasaje del Evangelio en el que Jesús llama a Mateo, recaudador de impuestos del imperio romano, por lo que era considerado por los judíos "un pecador público" y fue a comer a su casa.

Benedicto XVI señaló que a los que se escandalizaron, Jesús les dijo: "no son los sanos quienes necesitan al médico, sino los enfermos...No he venido a llamar a los justos sino a los pecadores".

Es en ese momento -dijo el Papa- cuando el evangelista Mateo pone en boca de Jesús una expresión del profeta Osea: "id, por lo tanto, y aprended lo que significa: misericordia quiero y no sacrificio".