Archivo de Público
Domingo, 8 de Junio de 2008

Nuevas protestas en Seúl a pesar del avance de las negociaciones

EFE ·08/06/2008 - 09:16h

EFE - Manifestantes protestan en Seúl, contra la importación de vacuno de EEUU a Corea del Sur y contra el presidente surcoreano, Lee Myung-bak.

Las protestas callejeras en contra de las importaciones de vacuno estadounidense continuaron hoy a pesar de la cooperación acordada ayer entre Washington y Seúl para evitar la importación de vacuno de reses de más de 30 meses, según la agencia de noticias Yonhap.

Cerca de 40.000 personas protestaron durante toda la noche en las calles de Seúl pidiendo al Gobierno que renegocie los términos del acuerdo de apertura del mercado surcoreano al vacuno estadounidense y establezca un límite de edad más estricto.

Alrededor de 8.800 manifestantes se enfrentaron anoche de forma violenta con miles de agentes policiales en los alrededores de la embajada de EEUU en Corea del Sur, según la agencia.

En la última protesta se registraron diez heridos y hubo once detenidos por actos violentos, que se unen a más de 500 arrestos relacionados con las protestas contra la apertura del mercado surcoreano a la carne de vacuno de EEUU.

Las manifestaciones continuaron a pesar de que el presidente surcoreano, Lee Myung-bak, y su homólogo estadounidense, George W. Bush, acordaron ayer que tomarán medidas concretas para evitar que se exporte carne de reses de más de 30 meses, las más susceptibles al mal de las vacas locas.

Durante una conversación telefónica de cerca de 20 minutos, Bush se comprometió a asegurarse de que no se exportara la carne de los citados ejemplares, según Yonhap.

Por su parte, Lee dijo que animaría a los sectores privados de ambos países a que limiten "voluntariamente" las transacciones comerciales de estas reses mayores de 30 meses, pero que no tiene intenciones de renegociar el acuerdo.

Fuentes gubernamentales dijeron hoy que las autoridades surcoreanas están dispuestas a devolver o destruir la carne de reses mayores de 30 meses que se importe desde EEUU, independientemente de que el sector privado llegue o no a un acuerdo, según Yonhap.